miércoles, 5 de noviembre de 2014

Dust in the wind...

______________________________________

"Llega un momento en que es necesario abandonar las ropas usadas que ya tienen la forma de nuestro cuerpo y olvidar los caminos que nos llevan siempre a los mismos lugares. Es el momento de la travesía. Y, si no osamos emprenderla,nos habremos quedado para siempre al margen de nosotros mismos"
Fernando Pessoa
_____________________

La primera entrada de ‘La mirada de cristal’ es un breve texto, como casi todos aquí, que escribí a modo de presentación, más o menos mediado el año 2008. La de hoy, desconozco si será la última, pero la pergeño a tal modo, por si lo fuese. Lo que está claro, es que no tengo corazón para hacer desaparecer esta breve, en tiempo que no en importancia, parte de mi vida. Así que, hasta que San Bloger no decida lo contrario, todas estas letras… quedaran bajo el amparo de esa insólita y no sé hasta que punto, acogedora ‘nube’ que nos da cobijo a todos por el momento. Y quien sabe…

Por otra parte, decir -hola o adiós- en un blog, puede resultar un empeño inútil, porque es presuponer una audiencia que quizás no exista… aunque la haya habido en algún momento. Al fin y al cabo, los analizadores o contadores de visitas, no dan una idea demasiado exacta de la vida de estos espacios, ya que una entrada desde un buscador, puede producirse por muchos motivos distintos a un interés de lectura. Las hay que duran segundos. Los que tarda el consultante en darse cuenta, de que no era eso lo que andaba buscando. Uno de mis post, aparentemente más populares, con casi cinco mil vistas -que no visitas- hace referencia en su título a una frase musical muy utilizada, que es, lo que muy probablemente haya provocado esa ingente cantidad de registros. Ya que en realidad, los artículos más leídos de La mirada de cristal, son los que están bajo la etiqueta de Física. Son pocos, unos 10 de los aproximadamente 200 que he publicado hasta hoy, pero me satisface comprobar que me explico lo suficiente en un tema tan complejo, como para que sean de los más visitados. En todo caso, para mí, aunque me guste que me lean, el blog, ha representado muchas cosas, pero nunca un concurso ni una competición de visitas.

Tampoco me iré sin decir, y sobre esto podría abrirse un blog monotemático, con no pocas entradas, que iniciar unos de estos espacios es como dar a luz a una criatura, a la que crees controlar… pero que pronto se nos va de las manos, porque va adquiriendo vida propia, con lo que ello conlleva de inabarcable. El resultado es en muchas ocasiones, aún sin pretenderlo… la muestra, o quizás la creación… de un ego escondido, que surge de nuestra entraña más profunda. Escribir, no tiene sentido si no nos revela, aún en la fábula más alejada de nuestra realidad. Lo que no infiere automáticamente que seamos exactamente como escribimos… error muy común en muchos lectores bisoños… sino la necesidad de manifestar un pálido reflejo, de la mejor o peor versión de nosotros mismos. Depende de las razones últimas que cada uno tenga para escribir. Pero la mía, respetable como la que más, no deja de ser solo otra de tantas opiniones al respecto.

Así pues, tras acumular casi 200 seguidores, lo que tiene su mérito, si tengo en cuenta que jamás he practicado la ‘visita blogeril’ con intenciones captadoras, 193  entradas -194 si cuento esta que estáis leyendo- y más de siete mil y pico de comentarios, aunque aproximadamente la mitad sean míos, respondiendo los vuestros, ha llegado el momento de decir –adiós- a esa hipotética audiencia de la que hablaba un poco más arriba. También, a ese puñado de lectores más o menos  habituales, que me habéis acompañado a lo largo de estos años. A unos cuantos, muy pocos, os he desvirtualizado o estáis conmigo -en y por- otros medios, pero agradezco vuestra atención a todos, del primero al último de cuantos hasta aquí os habéis acercado, aunque solo haya sido una vez y ni siquiera vayáis a leer estas líneas.
   
Siento y sé… que de alguna forma, estoy cerrando una etapa que comenzó como un reto tecnológico conmigo misma, y que jamás pensé que llegaría tan lejos ni en el tiempo, ni tampoco en mi forma de hacer, incluso de pensar… Si tengo que hacer un balance, el haber pesa bastante más que el debe, aunque esa partida también exista. Porque aunque sin duda, han sido muchos más los aportes o los descubrimientos positivos que lo oneroso, después de un tiempo prolongado en este mundo virtual, te das cuenta que el mismo, no es tan etéreo como pueda parecer en un principio… las afinidades o divergencias que se producen en la inter-acción, se hacen tan o más evidentes que en esa otra realidad, que ‘creemos’ nos concierne de una forma más ‘física’. Me refiero, por poner un ejemplo común, a que todos los usuarios habituales de estos medios, nos hemos encontrado alguna vez en esa tesitura de escribir una entrada dedicada a un tema en concreto, sabiendo de antemano y con poco margen de error, quien y qué va comentar J. Prácticamente igual, que en ese otro mundo más palpable. Sin perjuicio de las sorpresas, que siempre somos capaces de concedernos unos a otros.

Sobre este asunto de los comentarios, que sería en principio, la única inter-acción permitida en este medio, escribía hace unos días de forma mucho más resumida de lo que hoy lo haré aquí, contestando el mail de un lector de La Mirada… Hay muchas clases de seguidores en un blog. Existen esos supuestos lectores o adeptos silenciosos, sobre los que nada se puede decir, porque no pasaría de la vana especulación. Y luego están los que -sí- se manifiestan, sin importar la frecuencia con que lo hagan. Todos los casos, para mí, son de agradecer, pero… y lo que voy a decir, no quiere ser una crítica, sino la constatación de un hecho percibido, los hay de muchos tipos y con ‘intereses’ bien diferentes, como asimismo habréis observado vosotros también. Desde el que llega despistado a través de no importa que buscador, no tiene blog ni nada que se le parezca y por el motivo que sea (adg) decide quedarse tu link, para seguir visitándote, hasta el que sólo busca que también tú comentes en su propio espacio, aunque previamente debe gustarle también lo que lee. O al que le da exactamente lo mismo y prácticamente reitera siempre el mismo comentario, con tal de que tú le comentes. Los que te encuentran a través de un comentario escrito en un blog común (probablemente la mayoría) y los que sin importar como hayan llegado hasta el blog, poseen una afinidad evidente con nosotros (aunque sean muy diversos) y con los que, poco a poco, terminamos por tener una relación que traspasa la frontera virtual, sin importar como sea esa ‘transferencia’. También, al que le caes ‘fatal’ y aún así, no se sabe porque oscuros motivos, te sigue… más que comentando… ‘in vigilandum’ J. Sin olvidarnos, del que sólo comenta en las entradas polémicas y busca ‘lucirse’ a nuestra costa, (y  a fe, que muchas veces lo consiguen!) aprovechando la feliz coyuntura de que no piensa como nosotros (algo que sería muuuy aburrido). Están también, los picaflores, que tal como aparecen se evaporan y algún otro que se arroga un magisterio de requerimiento y amistad, ni pedido ni buscado. Y no puedo dejar de mencionar, a esos otros lecto-seguidores, que pertenecen a nuestro entorno más o menos cercano y que son los típicos que solo leen, para ‘a ver qué hace este/a’ y a los que he dado en llamar -rastreator’s-. En fin! de todo, como en botica. 

Aún así, y reiterándome por enésima vez, excepto estos últimos, ¡todos, absolutamente!  han sido bienvenidos a este pequeño y humilde laboratorio de letras que ha resultado ser La mirada de cristal. En el fondo, y como dice la canción que os adjunto al final de esta entrada, solo -Dust in the wind- (polvo en el viento)

Mucho más se podría añadir, sobre las experiencias y el influjo que ejercen estas bitácoras sobre sus autores, y no obstante no haber dos experiencias iguales y por hacer una última reflexión se me ocurre, que pasado un tiempo, establecidos esos lazos de conexión con nuestro entorno blogeril, sin querer e inadvertidamente… en muchas ocasiones ‘nos ataca’ o  desarrollamos… una cierta autocensura a la hora de escoger temas o en la forma de plantearlos, para no molestar a este o aquel… Aunque este medio, sea también exponente de justo lo contrario y haya quien va buscando el ‘epatar’ continuo en sus entradas y argumentos, porque está claro que cada uno es muy libre y dueño de actuar como le plazca. Y no sigo porque sino, aquí nos dan las uvas… J


En fin! sea como sea, antes de amarrar “La mirada de cristal” a puerto, hasta quien sabe cuando… quiero deciros, que ha sido un placer y un privilegio afortunado, navegar en vuestra compañía durante todo este tiempo, incluso cuando ha sido contra-corriente. 

________________________________

52 comentarios:

  1. Buen viaje, Crystal. Pilla esa barca y envía algun mensaje en botella de vez en cuando. Nos vemos en la Isla. Gracias por tan buenas lecturas tanto tiempo... Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! Joselu. Sí, pillaré esa barca para acercarme a esa especial Isla de vez en cuando, y espero hallarte en ella para echar unas risas contigo y otros... :) :) Ya que tú te encuentras entre esos pocos 'desvirtualizados'. Todo un placer, por cierto.

      Besos, para tod@ss!!!

      Eliminar
  2. que tengas un excelente viaje. Señales de humo nos haran saber de ti

    saludos
    carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! Carlos Alberto, aquí vendré alguna vez a dejar esas señales de humo, lo prometo.

      Eliminar
  3. ¿Pero, dónde vas?... ¡quieta, ahí...! mmmmmmmmm ni se te ocurra llevarte a Crystal... :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bah... tampoco me voy tan lejos, mi querida Luisa... y tú siempre me tendrás a mano. ya lo sabes...

      Nos vemos, por ahí!

      Eliminar
  4. Sería una lástima que no volvieras a escribir, Crystal. Pero respeto tu decisión y hasta la comprendo. Llega un punto en que la criatura se convierte en algo más importante en nuestras mentes de lo que en verdad es. La descripción que realizas de los comentaristas es certera. Los he tenido de todas esas clases. En lo personal, te echaré de menos.

    Un fuerte abrazo.

    Fer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Fer. La verdad es que al igual que tú y que muchos... nunca podría dejar de escribir, quizás porque esto, la mayor parte de las veces, no es una elección, si no una necesidad ¿verdad?. Otra cosa es publicar. Pero ese, al final... es un problema 'menor' sin duda!

      En cuanto a los comentaristas y comentarios en general, aunque no lo diga en la entrada, sé que me entenderás muy bien si te digo, de unos años a esta parte, no han sido pocas las veces, en las que he tenido ganas y tentaciones de suprimirlos, por contradictorio que parezca en uno de estos espacios, que en principio... se nutren de ellos. Las razones han sido diversas y ya poca importancia tienen en este momento y lugar...

      En fin! todo un tema, como bien sabrás. Muchas gracias por tus comentarios e intentaré seguir pasando por tu espacio, al que veo que vas volviendo de tanto en tanto y que siempre leo.

      Un fuerte abrazo, también para ti.

      Eliminar
  5. Pertenezco a ese puñado de lectores que te echará de menos, Cristal. Este rincón, ha sido un lugar muy especial para algunos de nosotros, pero como dice la canción de Kansas "nada dura para siempre". Me quedo con ese ¡quien sabe! de tu primer párrafo. Quizá, más adelante te lo replantees y regreses de nuevo. Estoy seguro de como yo, otros se alegrarían de volver a leerte.

    ¡BUEN VIAJE! Cristal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Jordi, 'nada dura para siempre' y por el momento, este es el final de La mirada de cristal. Muchas gracias por tu fidelidad y tu benevolencia para con mis letras, amigo. Fue un placer que me encontrases y me siguieses.

      Buen viaje! también para ti.

      Eliminar
  6. Para mi no te irás....soy aficionado a algo que me da que poca gente practica....la visita de entradas antiguas...y tuyas tengo muchas por ver, leer y disfrutar...por tanto por lo que a mi respecta seguirás presente...entraré de vez en cuando y me deleitaré con una entrada de hace un año por ejemplo...por lo demás, mis mejores deseos...no todo está en la nube y de vez en cuando no está mal darle un descanso....y un día quien sabe....me das la sorpresa y te leo un texto nuevo. Fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Víctor, pues no sé cuanta gente pueda practicar ese hábito que mencionas, pero ya puedes contarme entre ellos ;), porque tengo esa misma costumbre de leer entradas antiguas de los blogs que me gustan, lo que me ha reportado muy buenos ratos y gratas sorpresas.

      En todo caso, aquí, quedan mis letras para que quien quiera, y por supuesto tú, las disfrutéis si es el caso. Y sí, sino un final, al menos un buen descanso necesita este lugar y su autora. Muchas gracias por seguirme y por todos tus acertados comentarios. Y también yo te seguiré leyendo. Por cierto, totalmente de acuerdo con tu crítica sobre 'Interestelar' y gracias por ese magnífico corto que no conocía ;)

      Fuerte abrazo también para ti.

      Eliminar
  7. Ay, que penita tan gorda... De verdad, Crystal, que te echaré de menos, de verdad...

    Supongo que todo es asi, que todo tiene un principio y un final, pero lo siento...

    Un abrazo muy fuerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, bueno,... en tu caso, seguimos en contacto por otros medios y cualquier día me presento en unión de su club de fans, en la mismísima Córdoba, así que mucho ojito conmigo... jajaja. Ha siso y es un placer seguir en contacto contigo, sin importar en que forma sea.

      Así pues, hasta siempre!

      Eliminar
    2. Ya, ya, Cristalina, pero ese otro sitio no es lo mismo... Ojala sea cierto que algún día aparezcáis por aquí, ojala...

      Mientras tanto, aquí quedo, lloroso e hiposo...

      Un abrazo fuerte

      Eliminar
  8. Después de tu inteligente y sutil clasificación de intervinientes en tu blog casi me siento como gallina sin corral pero eso está bien, aunque con las etiquetas intentamos comprender la realidad en realidad lo que hacemos es reducirla.
    Feliz viaja a Itaca aunque personalmente creo que los lestrigones, los cíclopes
    o el salvaje Poseidón no son tan fieros como los pintan.
    Estoy seguro que como el personaje del poema habrás salido más sabia de la experiencia. Espero que te sientas satisfecha. Tú te lo mereces
    Bicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no sé si inteligente y sutil, pero esa es mi forma de verlo. Por otra parte, etiquetas ponemos todos, aunque solo sea para nombrar a los inetiquetables y poco corral necesita quien huye de clasificación alguna. En cuanto a la realidad, es como la verdad..., cada uno tiene la suya... y por lo general, nadie se mueve ni un ápice de donde se instala, si cree en lo que manifiesta. No hay más.

      Y como no voy hacia Ítaca, sino que ya regreso de la misma, cíclopes, lestrigones y demás, me conocen bien para saber que poco miedo me dan, me han dado y me darán ;), como bien sabrás. Otra cosa, amén de otras razones que me permito reservarme, es el cansancio y la búsqueda del lógico descanso. Y ahora mismo, es lo que toca.

      Muchísimas gracias! por todos tus comentarios, incluyendo en ellos a los más discrepantes. que de haberlos los ha habido... que aunque no hayan servido para acercar posturas, seguro que, al menos, nos han hecho conocernos un poco más. el uno al otro,

      Bicos y hasta siempre, porque en tu caso, por ahí nos veremos, seguro!

      Eliminar
  9. Por algo éste espacio es lo que es: La mirada de Cristal.
    Has hecho un análisis que más o menos muchos nos hacemos (tú mejor que escribes maravillosamente), digamos que he sido lectora-seguidora esporádica pero siempre he salido de aquí con algo en lo que pensar por afinidad o porque ni siquiera me lo habia planteado. Esto es así, algo más- como tu dices- que una nube. Se empieza de puntillas, en mi caso tímidamente y luego vas encontrando lugares y espiritus afines. Lo bueno es que si algo no te gusta no pasa nada (quiero creer) no estamos aquí para dar lecciones ni imponer "verdades absolutas", hay gente que pasa y gente que se queda y se produce esa cercania de la que hablas, de las "otras razones" mejor ni hablar.
    Feliz viaje, buena vida y un hasta luego..¡Ah y las gracias por lo recibido de tí!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, por decir que escribo maravillosamente. Eres un amor. Y si alguna vez te has ido de aquí, algo más sabia, por poquito que fuese... o con algo en que pensar, solo por eso valió la pena escribir lo que fuese... También yo te cuento entre esos espíritus afines. En tu caso, las puntillas, quedaron atrás, querida, tienes un magnífico espacio frecuentado por grandes comentaristas. Hay que ver lo que sabéis algunos de cine! tú entre ellos. También yo he sacado de tu lugar algún título y el consiguiente buen rato como expectadora ;) Así que, muchas gracias también a ti por lo recibido.

      Y hasta siempre!

      Eliminar
  10. Bueno, pues... ¡adiós a Cristalia!
    Es lamentable, pero su dueña lo decide así. Se cierra un ciclo, una vuelta del camino termina. Suele ocurrir. Pero fue interesante, e incluso gozoso a veces, pasearse con frecuencia por aquí. Gracias por tus letras, Crystal.
    Que sean buenas tus nuevas singladuras, amiga, por los siete mares o por los que tú prefieras.

    Un último abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Que puedo decirle a vd. Sr. Druida, Antuan de Lakeness, etc.. etc.., que no le haya dicho ya?

      La verdad, es que este espacio no sería lo mismo sin ti, sin duda alguna, no sé si sobran las palabras o faltan... para expresar tanta abundancia de sintonías como discronías (y valga el palabro). como ha habido inter-nos :)

      Puedes decir adiós a Cristalia, si ese es tu deseo, pero en tu caso, el contacto siempre estará, aquí y por otros medios, y eso es lo que me llevo y con lo que me quedo. Para mí, fue, es y será un placer, el habernos encontrado,

      Un fuerte abrazo, y muchas gracias por todas tus atenciones y comentarios, Antonio.

      Eliminar
  11. En tu entrada del pasado 4 de agosto ya anunciabas esta decisión y que confirmas ahora. Allí dejé mi huella expresando lo que sentía. No voy a repetirlo.

    Todas las cosas tienen un principio y un fin. Sin embargo, aun sabiéndolo, casi siempre nos sorprende la visita del final. Igual que la muerte...

    Tengo que agradecer a tu bitácora el hecho de que haya servido como instrumento de comunicación y de debate (a veces, enconado, pero sin sangre...) entre nosotros. También el haberte conocido: todo un placer y un privilegio.

    Espero y deseo que no se rompan los hilos que nos han permitido tejer esta amistad y tengo que confesar que últimamente tenía la sensación de que se estaban deshilachando. Discrepar sobre algunos temas nunca puede resquebrajar afectos. Eso pienso yo.

    Te echaré de menos....Facebook no es lo mismo.

    Muchos besos y suerte en tu nueva hoja de ruta, estimada Crystal

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Luis A., pues sí... los que algo me conocéis, después de todo este tiempo de leernos, es lógico que lo barruntaseis. Muchas gracias, por tus palabras de esa entrada, y por todas! las que aquí has dejado, hayan sido en la sintonía que fuere ;)

      También para mí, es un placer y un privilegio del que espero seguir disfrutando de cuando en vez... el haberte conocido personalmente. Y no, Facebook no es lo mismo, desde luego que no. A pesar de la supuesta distancia, este medio, es mucho más íntimo y personal que otras plataformas infinitamente más frecuentadas, pero mucho más frívolas, sin duda! Aunque un poco de frivolidad, alivie lo suyo, en medio de este mundo tan extraño, al que nos está tocando hacer frente.

      En fin!, gracias por tus deseos, para mi nueva hoja de ruta y aquí quedan los míos también para ti. Y nos vemos en cualquier momento.

      Eliminar
  12. Creo haber leído cuanto has escrito aquí, pero nunca he comentado, no sabría decir porque, aunque muchas veces he estado a punto de hacerlo. Puede ser por eso, que lo hago hoy, pero sobre todo, gracias, a la "serendipia" (palabra que aprendí aquí) que me trajo a este lugar donde he llorado, reído o cabreado y sobre todo, pensado. Es cierto que se veía venir el cierre desde hace meses, una pena, pero también cierto, que tal como has escrito "nada dura siempre".
    Aun así, dejo constancia de mi deseo de un regreso no muy lejano. como muchos otros.
    ¡Que te vaya bonito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, y no sé si también adiós ;), Aurelio. También yo, doy gracias a la serendipia que te trajo hasta aquí y en todo caso, bienvenido a este formulario de comentarios, aunque haya sido justo al final. El caso, es que tu comentario da voz a esos seguidores silenciosos, que se presuponen pero que si no es de este modo, no pasan de ser, justo eso: conjeturas.

      Me honra, saber que me leíste y te gustó y también que algo aprendiste, aunque solo una palabra fuese. Y si sentiste y pensaste, mejor aún! porque fueron menos vanas, mis letras. Gracias por estar ahí en silencio y gracias de nuevo por venir hoy hasta aquí a dar fe de ello.

      Que también a ti, te vaya bonito! y hasta la vista.

      Eliminar
  13. AMISTAD: Que sepas que eres quien más releo (he releído) tanto lo que has escrito como lo que (yo) he escrito. Necesitaba sentirme a tu nivel; no siempre conseguido.

    ResponderEliminar
  14. MATEMÁTICAS: Cuanto más tiempo tardes en volver a escribir, más te costará volver a hacerlo; además exponencialmente. Hay otra Ley que dice que, si lo has hecho tanto antes, cualquier día sin esperarlo, volverás a hacerlo (por nostalgia y sin saber por qué) antes que después.

    ResponderEliminar
  15. FÍSICA: ¡Qué poco sabemos del polvo! Todas las gotas de lluvia comienzan, al menos, con una mota de él. El polvo es piel muerta, es tus prendas, es arena, son esporas, es... un gas sólido; 'dust in the wind'.
    Como dijeron antes: ¡Que te vaya bonito Princesa (añado yo)!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah... Bixen... uno de mis comentaristas 'Guadiana' (un río de aquí, que aparece y desaparece) Eso sí, sé que cuando vienes y comentas de alguna forma, he acertado.

      Tú, no necesitas nivel, amigo, flotas por encima de vulgaridades, Tus comentarios son siempre de una originalidad sorprendente, incluyendo estos. Me costó un poco 'pillarte', pero cuando lo hice, tus letras han sido siempre una sonrisa que no sabes como te agradezco en estos tiempos convulsos que nos han 'tocado'.

      No podría dejar de escribir, pero La mirada... y su autora, necesitan un descanso de publicaciones, sobre todo para no reconvertir este sitio, que abrí como una 'pausa en el camino', en un lugar de queja permanente. Hay tantos ya... pero reflejar aquí mis nimiedades, me parece ahora mismo algo demasiado vano, así que esperaremos mejores tiempos o ánimos. Se verá.

      En fin! no me enrollo más. Gracias, por todas tus letras, por tus deseos, que hago extensivos para ti, y hasta la vista. Quien sabe... :)

      Eliminar
  16. Pero no te despides desde el andén 8 de la estación. Cambias el tufo aceitoso de las traviesas, atrapadas bajo temibles rieles infinitos por olor a mar y a sal; el insolente sonido de la máquinas por el suave asalto de las olas a esa escarpada playa de arena gruesa que tiene Calella. En Palafrugell, donde yo también fui muy feliz, una chica que soñaba con historias imposibles, una mujer que imagina la física cuántica y la remueve en los posos del té, una madre que ama por encima del amor a todo lo demás, dice sonriendo que subirá a ese barquito para aprender a navegar.

    Has centrado la foto en tí porque sobran los escenarios. La mirada del cristal es limpia. Ese adiós es sencillo y limpio.

    Quiero enviarte más palabras de las que puedo escribir, pero valgan estas para abrazarte.
    Un beso y hasta pronto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buah... Carlos, vais hacer que me arrepienta, aunque solo sea por verte, a ti, aquí de nuevo. Ya te vale!

      Sé, que estás ahí, y que me lees (lo de menos es la frecuencia), pero siempre echaré de menos tus letras, aquí, y en tu espacio... Visito a F. de tanto en tanto, (que necesario...) pero no es lo mismo, y sé que me estás entendiendo. Lo cierto, es que lo 'nuestro' ha sido es y será siempre un 'sobre-entendido' fuera del tiempo y del espacio, sin duda alguna. Y no te preocupes, entre nosotros, la mayor parte de las veces, sobran las palabras. Tú y yo, debíamos y teníamos que encontrarnos.

      Calella de Palafrugell, sobre todo en invierno, como en esa foto, es un lugar mágico en extremo, en donde no es difícil ser feliz. Y lo que no nos falta a ninguno, son caras y facetas de ese poliedro que somos. Pero navegue por donde navegue, tú, vienes conmigo aquí dentro. Y lo sabes.

      También yo te abrazo, Muuuuy fuerte!! y por supuesto que hasta pronto!

      P.D.: Pero nuestro andén -8, nunca será recuerdo, sino presente! :)

      Eliminar
  17. Vaya, juraría que escribí ayer aquí algo, en mi esforzado gallego, pero se ha volatilizado, dust in the wind. Venía a decir, si no recuerdo mal, que es, ha sido y será un honor cruzarme contigo, Cristaliña, y poder saludarnos (de cualquiera de las formas que hoy en día es eso posible). Ah, y que siguieras cuidando «o lume de eses ollos» (o alguna parvada parecida). Y sí, no te engañas: entre otras muchas cosas buenas de tu blog, una de las más sobresalientes son las muy entretenidas, documentadas y clarificadoras lecciones de física. Recuerdo bien que fueron el imán que me atrajo hasta aquí, para después descubrir muchas otras afinidades. Nos seguiremos viendo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, paisano. Recuerdo la primera vez que leí tu perfil, que parecía que estaba leyendo el mío... si por tener, hasta tienes un yorkshire, jo! Y pensé, que con una peripecia vital, en principio, tan similar, ambos debíamos coincidir en más de una cosa y más de dos, como luego se ha visto.

      Bienvenida la Física, si hasta aquí te trajo, y tú, ni escribes y seguro que mucho menos dices 'parvadas'. Ni queriendo, :) Quizás, ese comentario perdido esté en el mail, si lo está te lo haré saber. Mientras tanto, un abrazo muy fuerte y hasta siempre!!

      Eliminar
  18. Nunca supe meterme en despedidas. Siempre me parecieron un intento por comprimir en un instante todo lo que no se pudo o no se supo decir en su momento. O tal vez sea porque simplemente no sepa hacerlo. En cualquier caso, me quedo con una sonrisa, a sabiendas de que seguirás 'On the road'... no sabrías hacerlo de otro modo.
    Eso si... echaré de menos tus magníficas letras, Madame.

    Con mi abrazo forever.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, más que una despedida, en algunos casos como el tuyo, es un 'hasta siempre' ;)

      Y sí, siempre 'on the road' desde luego que sí. Y ahí nos veremos, sin duda!!

      Gracias, por tu presencia y todas tus letras, aquí y en otros lugares.

      El placer, fue y es mío, Monsieur., porque no pienso perderte la pista.

      Eliminar
  19. Yo he llegado en el cambio de la marea. Como han dicho ( y por cierto me sacaron una sonrisa de conspiración) gusto de leer entradas antiguas en los blogs que sigo, por lo que tendré que visitarte en el pasado, en pretéritas reflexiones que estimularán las mías futuras. Aun así espero volver a verte por aquí con letras nuevas, en un futuro en el que podamos conocernos mejor a través de nuestros pensamientos más diversos plasmados en esta plataforma tan universal.
    Ahora que te vas solo puedo decir que me hubiese gustado encontrarte antes, no solo por el contenido de tu blog, sino porque siempre tienes palabras para completar otras entradas e invitarnos a una reflexión mayor.

    Solo me queda desearte lo mejor en esta etapa ¡Que los vientos siempre te sean propicios querida Mirada de Cristal!

    Namarië.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y has sido y serás bienvenida, Aquamarine, si es que sigues leyendo por aquí. También yo tengo esa costumbre de leer entradas antiguas de los blogs que me gustan ;).

      Y aunque el futuro, sea tan solo, un presente oculto... hoy por hoy, desconozco si volveré a publicar aquí... pero tampoco es descabellado pensar que vuelva a hacerlo. Lo que sea, se verá...

      Eso sí, no sé con que frecuencia, pero seguiré pasando por los mismos lugares que me agradan, sin duda!

      Namarië, andúnë pella ;)

      Eliminar
  20. De retorno de un viaje me encuentro «La Mirada de Cristal» inmóvil, como una mansión cerrada, deshabitada, silenciosa, los muebles cubiertos de lienzos, el polvo que empieza a caer lentamente cubriéndolo todo.

    Un blog nuevo es siempre una buena noticia. Y un blog que se va es otro grano de arena arrastrado por la erosión. Y todos perdemos algo, no man is an island, así que no pregunto por quién doblan las campanas.

    Y tras esta breve y merecida elegía, algo de estadística:
    El inicio de los blogs como actividad social masiva tuvo lugar en 2007-2008. Y la mayoría de ellos se detuvieron en 2011-2012. Sencillamente, los autores dejaron de escribir entradas. Quizá cuatro años es una cifra mágica. Quizá es el agotamiento de la inspiración; o el haber encontrado otra forma de hablar o de hablarnos. Quizá ya no sabemos leer despacio, y releer, y pensar lo leído. Otro dato: Los blogs nunca han sido un fenómeno juvenil. Y otro más: En 2014 las conexiones a internet vía teléfono móvil superaron el 50%. Y es obvio que un teléfono no es el medio idóneo para ver un blog. No un blog como yo lo concibo.

    Así que quedan blogs, pero son los irreductibles, el núcleo duro, los que creen en la escritura —o en la exposición de algo— hecha por individuos cualesquiera y de modo público. Quizá ha sido una limpieza necesaria. Pero todo cambio del paisaje nos inquieta. Porque nos recuerda que el tiempo pasa. Y que lo que se ha ido, se ha ido para siempre y no volverá.

    Con los ojos bien abiertos, fijos en el cielo oscuro, espero en silencio. Es la forma correcta de contemplar las lluvias de estrellas.

    Adiós Cristal00k.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, *entangled*, pues bienvenido seas de tu viaje a esta... quizás más que despedida, interregno sin fecha de regreso.

      Y sí, haciéndome eco de ese mismo poema de Donne, diríamos que esto no es más que . 'a clod be washed away by the sea', Como todo... por eso siempre terminan por doblar las campanas donde y por lo que sea. Gracias por la inmerecida elegía.

      Por lo demás, más allá de cualquier motivo que las explique, totalmente de acuerdo con las estadísticas que aportas. Los blogs, hoy por hoy, se mueren un tanto... pero probablemente no lleguen a desaparecer del todo. Aunque solo sea por esos 'contumaces e irreductibles' que mencionas.

      Por otra parte, los que escribimos por inclinación acérrima e indominable, lo seguiremos haciendo de una u otra forma... sin lugar a dudas.

      Quizás sea nuestra forma de contemplar las estrellas ;) Gracias! de nuevo también, por todas tus letras, aquí y en otros medios y lugares.



      Eliminar
  21. Respuestas
    1. Muchas gracias! Bixen. Y feliz año también para ti ;)

      Eliminar
  22. Si amiga Cristal, Feliz Vida!

    Feliz Año Nuevo!!!!!

    Un gran abrazo

    Mauro

    ResponderEliminar
  23. Yo amarré mi barca, me faltaba el ímpetu para seguir remando... ahora regreso y vuelvo a intentarlo como puro ejercicio... lejos los largos recorridos, por otra parte nunca fue esa mi intención, pero como tu tengo amigos que aquí nacieron y conservo fuera...
    Se feliz estés en lo que estés.

    Besitos volados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Brujita:

      Bueno, esto, como casi todo... comienza a finalizar el mismo día en que se inicia. Creo que eran los indios los que decían que 'eternas ni las piedras'. Y si además el formato permite recidivas, pues mejor aún! Lo que está claro, por lo menos en mi caso, es que quería hacer una pausa, por los motivos que explico y por otro montón que no hace al caso explicar aquí. Y eso es lo que he hecho :).Lo que no implica que siga leyendo y publicando en otros lugares, aunque de forma distinta. Hay momentos y momentos, y ahora mismo, el mío es otro.

      Muchas gracias por acercarte hasta aquí y dejar huella, te deseo la mejor de las suertes en este último regreso. Te leeré. :)

      Eliminar
  24. Me sumo a lo que dice Fer....volvi a mirar como nos miras como si te volvieses sorprendida ante una visita amiga....no se quien tirò la foto, pero quedò excelente. Un abrazo

    ResponderEliminar
  25. ¡Un blog, extraordinario!
    Albert

    ResponderEliminar
  26. Mira si me paso poco por aquí que acabo de enterarme de la nota de cierre. Espero que te vaya todo muy bien y que enfrentes nuevos retos capaces de ilusionarte. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  27. Como escribió Machado: todo pasa y todo queda, pero lo nuestro es pasar (de todo).
    Loviu querida. Espero que todo bien.

    ResponderEliminar
  28. Llego muy tarde, lo sé. Espero que algún día lo leas. Te he querido siempre mucho, y espero volver a reencontrarte en este boomerang que es la vida.

    ResponderEliminar
  29. muy interesante como ves las cosas y el giro de tus letras.Me ha gustado encontrarte y leerte
    un abrazo desde Miami

    ResponderEliminar

matices varios

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...