miércoles, 16 de diciembre de 2009

Cuentos de Invierno... Érin II


_____________________________
ERIN PARTE II

El peculiar trío coincide en algo que les unirá de una forma esencial. Sus orígenes druídicos. Los tres cuentan entre sus ancestros con generaciones  de hechiceros... que se pierden en la noche de los tiempos. Cuando sólo a las descendientes de Dana* se les permitía oficiar como sacerdotisas. Una curiosa y afortunada asociación la de esa hada sibila y guerrera con una pequeña encarnación de la Diosa junto al enigmático y oscuro Mael, transfigurado en leyenda, merced a sus habilidades y sabiduría como mago, que le convertirán de forma espontánea en el líder natural de la diáspora Druídica desperdigada por todos los rincones de la Nación Celta. En la misma fórmula se incluye por añadidura, una elocuencia y una capacidad y destreza para la diplomacia, casi, sin límite. Estamos hablando pues, de un icono de las tribus de esa época en que el bronce se transformó en Hierro en las Islas y tierras del Oeste de Europa.

Mael tiene ojos y oídos a lo largo de todas ellas, incluso en el continente. Nada sucede a sus espaldas, su ejército invisible y sus continuos viajes, le mantienen informado de cualquier movimiento o suceso por nimio que parezca. La información privilegiada y pronta, ha sido siempre ventajosa en cualquier época o  actividad, lo que añadido a un reconocido prestigio como sanador legendario que le precede allá donde va... hacen que  el pueblo le perciba como a un Santón…  Las jefaturas de los Clanes, tienen buen cuidado de respetar a ese ídolo de las Tribus, al que se le solicita para toda clase de eventos y justas como autoridad o mediador. Sus arbitrajes, aún los más duros, tienen fama de justicia y equidad, siendo  respetados con rigurosa exactitud. Sólo tiene un punto débil, esa huérfana muda, descendiente de los Tuatha Dé Danann, que el destino y Ergivia la discípula de Aevan* han cruzado en su camino.

Con el paso de los años, establecidos ya los lógicos lazos del roce continuo, un día en que el mago sin decirlo, busca con su vista ya un poco cansada, su báculo extraviado por un momento, Érin siempre atenta, se lo entrega adivinándole el pensamiento, tal  como le ha enseñado a hacer su Hada Custodia. Lo que provoca que a partir de ese momento, su protector la considere apta para otras enseñanzas.  Comienza a pedirle mentalmente cada vez con mayor frecuencia, que le traiga objetos, hierbas, ingredientes... las runas con sus símbolos... etc... Algo que ella hace de forma precisa y exacta. Iniciándose así un aprendizaje inesperado para la jovencita, que le arranca al fin, sus primeras sonrisas. El hada Ergivia, su primigenia introductora en el mundo de la magia ha puesto las bases para ese adiestramiento. Pero el hecho de que Mael, al que ella adora como si de un Dios se tratase, la tenga en cuenta a ese nivel, la hace sentirse en el Olimpo de los prodigios. Y aunque desgraciadamente sigue sin pronunciar palabra, la inteligente y habilidosa huérfana, sabe hacerse imprescindible para él brujo que comienza a llevársela a todas partes. Ergivia está feliz, porque eso significa que Érin permanecerá con ellos,  no tendrá que entregarla a ninguna rama de su estirpe. Nadie osará enfrentarse al poderoso Mael por ese motivo.

Es en uno de esos viajes cuando conoce a Quillan y  Brian. Sus dos primeros amigos, ajenos a su reducidísimo Clan. Son algo mayores que ella, ambos pupilos de Tangi, el Sabio de Gales. El mejor elaborador y mezclador de pócimas y bebedizos de todas clases, al que Mael tiene en gran estima. Se dice que son amigos desde niños.  Es también su consejero.


Brian es Bardo, lo que significa que a diferencia del resto de Druidas su túnica es azul en vez de blanca. Eso, junto sus vastos conocimientos de Historia, idiomas y música le distinguen de los “científicos”. También es huérfano, aunque no por los mismos motivos que Érin. Vive acogido por Tangi que consiguió salvarle de las fiebres que acabaron con sus progenitores.  Quillan, sobrino y alumno aventajado de Tangi, que a pesar de su juventud goza asimismo del favor explícito de Mael, por su clara inteligencia, sus manifiestas habilidades para hacerse escuchar y un innato y poderoso don de gentes a veces rayano en el descaro. Algo, que siempre le hace sonreír. Le recuerda a sí mismo a esa edad. Otro insólito trío en el que Érin se encuentra a gusto casi de inmediato.

La primera vez que los jóvenes se encuentran, Brian es el primero que se dirige a ella al percibir la curiosidad que le despierta su arpa. Es diferente de las que ha visto hasta ahora en su tribu, algo más grande... y las cuerdas no parecen del mismo material... El Bardo, que habla bastante bien su variante de gaélico, le pregunta afable si sabe tocar y si le gusta la música…
La joven, niega primero, para luego asentir con la cabeza sucesivamente.
Los amigos no entienden muy bien que le ocurre…. Se miran entre ellos y se echan a reír.
Eso provoca su habitual huida.
Ergivia, atenta al lance, les advierte de que su pupila no puede hablar.
Al día siguiente al atardecer, Érin  sale a observar desde el umbral de su tienda como toca el joven bardo... pero no osa acercarse... teme que vuelvan a reírse de ella.  En esta ocasión, es Quillan quien se dirige a ella sin decir nada, la mira directamente a los ojos extendiendo su mano en muda invitación.  Sorprendentemente para Mael y Ergivia que dan su silenciosa aquiescencia con la mirada, la toma, dejándose conducir por él hasta donde Brian practica para sentarse a escucharlo en silencio. Es la primera vez que permite que un extraño la toque físicamente, que tiene contacto más allá de un saludo gestual con alguien que no sean sus protectores.

Recordando la mirada de curioso interés que le dirigió el día anterior al instrumento, al acabar la pieza, Brian le acerca el arpa para que la examine. Le explica asimismo, que las cuerdas son de un nuevo material traído del continente, al mismo tiempo que intenta enseñarle un acorde sencillo. Cuando por fin lo consigue, Érin emite una de sus pocas sonrisas. Por primera vez a un extraño a su Clan. Pero cuando anochece,  llegada la hora de regresar, extiende su mano a Quillan para que sea él, quien la devuelva de nuevo a la tienda. Durante varios días, su nuevo amigo la recoge al final de la tarde para escuchar los cada vez más entusiastas ensayos del Bardo y una vez finalizada la audición les escucha bromear,  le cuesta creer que se dirijan a ella incluyéndola en la conversación en la que participa a su modo.
_______________________
*Dana = madre de todos los dioses de la mitología celta
*Aevan = Diosa de las Hadas

30 comentarios:

  1. ...Maravilloso Cristal...
    Este relato es unico...Te digo que es asi como se Transmitia La Enseñanza en la Antiguedad...
    ...Por que en este relato hay Mucho de Cierto y Real...y no sabes cuanto!...

    Expectacular...

    Un gran abrazo

    Mauro

    ResponderEliminar
  2. Leo en vuelta en una cálida manta y al calor de la chimenea en la que, desde las primeras horas de esta tarde se consume un inmenso tronco de encina. Fuera el frío sigue aumentando y tiene la forma de una pátina gris que desdibuja todo. Leo y me llega el sonido del arpa de Brian, y el temor de Erin a las risas de sus nuevos amigos, y la magnificencia de Mael… leo… y el espíritu de los Druidas se apodera de mi.

    Bello, Sra. Druida, muy bello.

    ResponderEliminar
  3. qué bonito mi niña, con la nieve fuera ha sido una lectura mágica, graciñas

    Biquiños blancos!!!

    ResponderEliminar
  4. Hay un punto en el espacio/tiempo en que todas las epopeyas que la humanidad ha creado, se saludan, se acercan y emprenden juntas un viaje de regreso a las profundidades del alma humana, de donde salieron alguna vez.

    ResponderEliminar
  5. ¡Bien, Cristal!
    Esta historia se pone muy interesante, y tienes una forma de narrarlo que transporta a esa época y a ese lugar.
    Si casi me pareció estar viendo una película "artúrica", jaja.
    ¡Gracias, amiga, por este viaje! Parece como una historia iniciática, como un puente entre los tiempos.
    No sabía de esta "magia" tuya para recrear mundos perdidos.

    Un saludo respetuoso y un encendido aplauso para el hada de las letras Cristalook.

    ResponderEliminar
  6. Eres capaz de sumultanear el conocimiento de la Física Cuántica con el de la narración de un mundo de ficción que consigue evadirte de esta mediocre realidad que nos envuelve.

    Enhorabuena, Cristal

    ResponderEliminar
  7. Muy bonito Cristal, no sé que decirte, que me tienes muy enganchado con la história. Estoy enfermito ( nada un catarro, del frío) y te he leído muy a gusto)
    Narras muy,muy bien.
    Felicidades*

    ResponderEliminar
  8. Ufff!! para mí ha sido un empacho de mitología y costumbres celtas...

    Lo siento, pero, aunque me encantan el Señor de los Anillos y libros similares, no puedo leer algo tan complejo en un ordenador...

    ResponderEliminar
  9. El Arpa imprescindible instrumento para el alma irlandesa!
    Hoy si he podido gozar con el video.

    :)

    ResponderEliminar
  10. Una auténtica pasada tu cuento, no tardes mucho en publicar el resto, ya ves que nos tienes a todos enganchados.
    Felicidades Cristal.

    ResponderEliminar
  11. Y todo esto te lo has inventado tú?, y luego me dices a mi crak??, anda ya!!!!
    Un besazo reguapa.

    ResponderEliminar
  12. Cristal, estoy maravillada. Tu historia me ha atrapado definitivamente. La veo como una película que pasa ante mí conforme avanza la película. Es un relato muy hermoso e interesante.
    Apapachos, amiguita

    ResponderEliminar
  13. Maravilloso capítulo!
    La música como elemento movilizador.

    Qué bien escrito,Cristal!
    Y espero,sentada y en silencio...


    Mil besos*

    ResponderEliminar
  14. Si la primera parte me gustó, la segunda me ha chiflado. Realmente parece una leyenda artúrica, Cristal. ¿Habrá una novela?
    Muchos besos, querida Cristal!!!

    ResponderEliminar
  15. Magnifico relato, amiga, felicidades.

    Me hizo evocar aquellos tiempos en que las gentes de Tartessos viajaban a Albión y la Bretaña en busca del cobre preciado...

    Y, desde Tartessos, un largisimo viaje lo llevaba a los rincones apartados de Fenicia.

    Felicidades, amiga, recibe un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Estoy escribiendo mi mundo…
    Me gustaria que formes parte de él.


    http://casiinvisibleatusojos.blogspot.com

    ResponderEliminar
  17. Niña, en mi blog tienes un regalito que me gustaría aceptaras.

    Besotes

    ResponderEliminar
  18. Yo soy Brian el bardo, me lo pido! Ya estoy en su piel, ummmh...

    Un abrazo!
    Chuff!!

    ResponderEliminar
  19. Cristal, no lo puedo creer, me es impensable, inaudito, fíjate bien que, es un escenario de un clima húmedo, de muy variados riachuelos con sus árboles característicos y plantas medicinales. Aún teniendo esa luz tan particular del norte, pero mujer ¿Como no has incluido también a la ranita san Antón? el juego que le da al sabio Druida.

    Besos.

    ResponderEliminar
  20. Tu plasticidad para hacernos ver lo que escribes es extraordinaria Cristal. Sigue, también yo estoy enganchado a esta historia.
    Saludos admirados.

    ResponderEliminar
  21. ¡Me ha encantado esta segunda parte! Muy bonita...
    Felices Fistas Cristal.
    Un beso fuerte!

    ResponderEliminar
  22. Hola Cristal, qué tal va la vida? Espero que Feliz y en puertas de ser también Navideñas.
    Hacía mucho tiempo que no entraba a leer tus historias, de hecho, hoy tampoco las he leído. Volveré con más tiempo, ahora que ya no me oprime tanto el refajo ... ;)Quiero felicitarte en estas fechas y desearte lo mejor de lo bueno que encuentres. Yo lo encontré con tu amistad, así que muchos
    Besotes y seguiré entrando al blog siempre que pueda!!!
    :D

    ResponderEliminar
  23. Te he imaginado bloqueada en una carretera helada y sin cadenas, la batería del PC muerta por hipotermia, y mientras tanto, la pobre Érin esperando... Pues creo que los personajes de las narraciones, durante los descansos de... rodaje, esperan hibernados, en una especie de limbo, a que el escritor recupere el aliento y continúe prolongando sus vidas.

    Figuraciones de cuentista. Será el Solsticio de Invierno, será este parque húmedo de árboles descarnados y ese *Sol* tan bajo sobre el horizonte. Qué frío.

    ResponderEliminar
  24. MAURO:
    Muchas gracias amigo. De verdad. Ya lo ves... hasta los más descreídos... guardamos algo de magia dentro nuestro. Y sí, la cultura celta sólo se transmitía de forma oral, una auténtica pena que ha hecho que se perdiese gran cantidad de información. Esperemos poder conectar con su espíritu a través de nuestra imaginación y nuestros sueños...
    Un auténtico placer verte de nuevo por mis letras.
    Un gran y sincero abrazo también para tí Mauro.


    Mi LUISA...:
    Que tú me leas ya es un auténtico halago y en las circunstancias que citas aún más. Los habéis que sois especialmente importantes en este espacio. Tú eres uno de ell@s.
    No sabes lo que me alegra que te hayas metido en mi cuento de la forma que describes. Gracias por tus palabras y un besazo amore.


    MARUXIÑA:
    Gracias por seguirme y por animarme a seguir preciosa. ¡Que bien si te gustó!
    Besosss


    KRAPP:
    Amigo, eso que has escrito... es una verdad tautológica. No puedo estar más de acuerdo con ello. Ni te lo imaginas... O sí...
    En todo caso, gracias por acercarte y un abrazo.


    Querido ANTONIO:
    No sabes cuanto agradezco tus letras. Tú tampoco eres muy dado a elogios y menos si no los sientes. Doy fe! jajaja!
    Así pues, me halaga especialmente que te guste mi cuento. No estaba yo muy segura de publicarlo... y me anima ver que os seguís acercando a pesar de la extensión y el evidente cambio de registro.
    Gracias y un abrazo Sr. Druída.

    ResponderEliminar
  25. LUIS ANTONIO:
    En mi caso, se podría decir que soy aprendiz de todo y Maestra de nada... pero lo que cuenta es la intención... y esa la tengo!
    Muchas gracias por decir eso y que me gusta verte por aquí, ya lo sabes.
    Un abrazo sincero amigo.


    BEATS:
    Espero que ya andes totalmente repuesto de ese resfriado que te tenía en el dique seco. Y si mis letras te han servido para hacer más amena tu soledad, ha valido la pena escribirlas.
    Gracias por tus palabras y un abrazo.


    JOSE:
    Pues espero que no te siente demasiado mal, ese empacho de costumbres celtas jeje!
    Siento no haber acertado contigo en esta ocasión... y es que es imposible gustar a todo el mundo...y menos siempre ¿verdad?
    Muchísimas gracias por pasarte y un abrazo.


    GABI:
    El Arpa en el mundo celta es algo más que un instrumento musical. Figura incluso en el escudo irlandés y en su antigua moneda... Incluso en los €uros que provienen de allí. Y durante años fue perseguida y al mismo tiempo símbolo de libertad e identidad del alma celta y sus tierras.
    Celebro que te gustase ese video.
    Abrazossss


    ANÓNIMO:
    Tú si eres una auténtica pasada. de verdad que casi me emociona esta fidelidad en los comentarios. Muchas gracias por pasarte siempre y por tus palabras,
    Un abrazo amig@ desconocid@.

    ResponderEliminar
  26. ROSA:
    Pues bueno, mejorando lo presente, sí, me lo he inventado yo...
    Y tú sigues siendo un crack. ¡Vaya! Gracias por acercarte y decir eso.
    Un besazo.


    NANCY:
    Muchas gracias por acercarte de nuevo a leer las peripecias de mi Érin. Me encanta cuando decís eso de la "peli". Quiere decir que de alguna forma os estoy transmitiendo mi idea de como es mi personaje. Y eso me llena de satisfacción.
    Gracias de nuevo y un apapacho de aquí hasta ahí.



    SILVIA:
    Gracias por seguir mi humilde relato. Me anima que la creadora de esa maravilla de LILA, esté interesada de alguna forma en mis letras.
    Un besazo y espero que te guste lo nuevo, niña Rayu.


    ELENITA:
    Tú sí que me chiflas a mí. Y eres mejor que cualquier leyenda por más Artúrica que sea.
    Un beso y espero que te siga gustando en la misma medida la próxima entrega del personaje.

    ANTIQVA:
    Pues sí con sus redonditos Barcos, no sólo se acercaron a las islas tus Tartessos con sus calderos de bronce, también a la Armórica a obtener nuevos materiales como el estaño a cambio.
    Muchas gracias por tus palabras y por acercarte.
    Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  27. LO ESENCIAL ES ...:
    Muchas gracias por tu invitación que en cualquier momento aceptaré y bienvenida a mi espacio.
    Saludos.


    LUISA:
    Graciassss, lástima que lo vi demasiado tarde. Ojalá que haya tocado algo y se pueda ayudar a quien lo necesite.
    De nuevo, gracias por pensar en mí.
    Besazooo


    ZEN:
    ¡Adjudicado! pos claro que síííí! tú eres Brian, faltaría más!
    ¡Que mejor encarnación de un Bardo que un rapsoda de las letras!
    Érin estará encantada contigo, ¡seguro!


    TERRY:
    Sshhhh! la ranita de San Antón es el arma secreta de Mael. Lo que pasa es que viaja de incógnito en el bolsillo interior izquierdo del manto del Druida. Pero tú, chitón!
    que si no, no es lo misming!
    Besos Sr. Hidalgo.


    FELIPE:
    Gracias, gracias, gracias... de verdad! Y no temás sigo... y ojalá te siga gustando en la misma medida.
    Besos!

    ResponderEliminar
  28. CANDI:
    Pues me alegra y mucho! que te siga gustando esta parte. Ojalá que te ocurra igual con la siguiente...
    Un abrazo y gracias.


    ASERET:
    Pues muchas gracias por tus buenos deseos y pásate siempre que quieras por aquí amiga Aseret. Un día hemos de hablar de Segorbe con calma.
    Un abrazo querida.


    Amigo ENTANGLED:
    Pue yo también estaba a punto de ponerte falta jeje!
    Ando con un poco menos de tiempo a mi disposición y si tengo que escoger... primero, prefiero leeros.
    Así pues, ya ves que mi PC más que congelado o hibernando... se está dando la vida padre! pero en breve volveré a explotarle como se merece... je!
    En cuanto a Érin es que es una indecisa... y unos días quiere salir a la palestra y otros nó...
    Serán los duendes, o las hadas... o...¡vete tu a saber!
    ¿Y se puede saber que c*+ñ pintas en ese parque tan húmedo en pleno solsticio de Invierno? Pa casa ya!
    Sieejjqueeee!

    ResponderEliminar
  29. Querida Tocaya:
    Gracias por acariciarnos el oído con este extraordinario relato de aventura e imaginación. Un verdadero masaje para nuestras neuronas adormecidas por el frío.
    Felicidades.
    Un cálido abrazo, Cristalook.

    ResponderEliminar
  30. Pues muchas gracias por tus palabras Tocaya. Me alegra que te guste mi relato.
    Y a ver si en breve, hay ocasión de tomarnos ese café,
    Besos.

    ResponderEliminar

matices varios

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...