viernes, 2 de octubre de 2009

Riders on the storm...


_________________________________________

De pronto la lluvia. Así, como de improviso. El sonido de los neumáticos surcando el asfalto mojado por el aguacero. Mientras la tormenta súbita borra el sol y las huellas del verano, por única compañía, el lujo de Jim Morrisson.

Y desde detrás de los cristales empañados, controlo esa gota abriéndose camino en su Universo particular. Librando su batalla para llegar a destino, para luego desaparecer y vuelta a empezar... Como todo.

Llega el tiempo en que los días se suceden raudos, veloces... como si tuvieran prisa por sumergirse en las sombras nocturnas, de tal manera que parece que el tiempo nos atropelle sin darnos tregua para nada. Y otras, pasa tan lento, que nos invaden unas ganas inmensas de empujarlo.

Aquí y ahora.
________________________________________
Riders on the storm (The Doors)

63 comentarios:

  1. Nunca he sido fan de la lluvia, pero debo reconocer que algunas veces, me gusta. Hace dos días cogí un resfriado por andar caminando bajo la lluvia... y yo que pensaba que aquello no podía pasarme a mí. (Así de tontos somos)

    Hoy, por ejemplo, me siento identificada con este texto, y los días lluviosos. Hoy, lloro y luego río.

    ResponderEliminar
  2. Tampoco he sido fan de la lluvia, será porque solo la veo durante un mes y medio al año, pero he de reconocer que ahora la echo un poquito de menos, ;-) Miauuu!!

    ResponderEliminar
  3. Ayer, aquí, tuvimos una tormenta "de padre y muy señor mío"...
    Publico hoy unas fotos de la tormenta y de la calma que siempre, afortunadamente, llega después (aunque la lluvia, las tormentas y el otoño me encanten)

    Besos de calma,
    Amparito

    ResponderEliminar
  4. Yo me acostumbré a la lluvia en mi año de estudiante en Santiago, y me acabó gustando, aunque la lluvia en la zona vieja de Compostela tiene algo especial.

    Biquiños guapiña!!!

    ResponderEliminar
  5. Aunque la lluvia dicen que es parte de nuestra idiosincrasia galaíca a veces la llevamos como una pesada carga sobre nuestros hombros, supongo que algo parecido les ocurre a los andaluces con el gazpacho y el traje de faralaes.
    Es verdad que da cierto juego intimista y toda esa musicalidad cuando corre por los cristales al atardecer, pero no deja de ser una terrible pesadez cuando se instala como un huesped no deseado y te da la vara durante días y días.

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Primera conclusión; eres mi diosa tras leer este texto.
    A mí este tiempo me hace escuchar más música, al menos a mis grupos favoritos, me tumbo en mi cama, mirando al balcón en los días de lluvia, con un buen disco de Siouxsie, y ya soy feliz. Esos momentos me inspiran muchísimo, no en el sentido arístico, si no, no sé.. Me ponen las pilas, dan ganas de vivir por momentos así.

    (...)Like a dog without a bone...An actor out alone...
    Riders on the storm.. Wow!




    Firmé con la otra cuenta antes, no pué ser xD

    ResponderEliminar
  8. Siempre pense que no me gustaba nada la lluvia, pero tuve que salir de mi tierra por una larga temporada, para saber que la echaba mucho de menos...recuerdo que en uno de esos viajes, al pasar el tunel que atraviesa la Cordillera Cantabrica, pasamos de un día de sol a un día de esos del norte grises y lluviosos....me dio la vida....como si fuera una bendición...venia cansada de sol y calor....Ya ves...soy muy norteña..jejeje.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Detrás de cada gota de lluvia hay una mirada invisible. El humor de una vida que no podemos ver y que nos invade por dentro y por fuera. Se hace lenta, y se hace rápida, pasa inadvertida, tímida, con rayos de sol, o de luna, o de agua de lluvia.

    Un abrazo
    Chuff!!
    (Jim Morrison... great guy!!)

    ResponderEliminar
  10. Al ver *esto*, he tenido que interrumpir la entrada que estaba componiendo para mi blog. Se iba a titular "The End", no te digo más.

    Pero se me ha ocurrido una variante bastante adecuada. Será el Lunes. Tú no eres telépata ni nada de eso, ¿verdad?

    ResponderEliminar
  11. Difícil de manejar, ver que es imposible detener la trayectoria giratoria de donde se posan nuestros
    pies, verdad?, pero ese es el circulo de nuestra vida, por lo menos esa compañía de fondo, no es mala...


    Abrazos....

    ResponderEliminar
  12. El tiempo es caprichoso,tiene su ritmo. Nosotr@s somos caprichosos, tenemos el nuestro. A veces coincide y a veces no. Cosas de la convivencia.
    Un beso guapa.

    ResponderEliminar
  13. Ya empezamos a ver como los preludios de lo que viene siendo un Otoño e Invierno blanco y frio nos invaden...

    A mí; me encantan.

    Un besazo queridisima Cristal

    ResponderEliminar
  14. ¿Cómo las cinco lineas de un pentagrama pueden contener tanta magia?

    :)

    ResponderEliminar
  15. Ese maravilloso tema de los Doors siempre me trae a la memoria el interior de un coche con los limpiaparabrisas que no dan a basto para borrar la lluvia que no cesa, los cristales así, empañados y esa desazón en el pecho porque la tormenta no pasa.
    Tal como tú lo has expresado, Tocaya.
    Besos tras el cristal.

    ResponderEliminar
  16. A través de tu cristal vi la lluvia y la llegada del otoño.Y escuché a The Doors.
    Sos una genia,niña amiga.Idola absoluta!

    Y cuando decís "controlo esa gota abriéndose camino en su Universo particular.Librando su batalla para llegar a destino, para luego desaparecer.", no pude sino recordar a Julio Cortázar.

    http://www.youtube.com/watch?v=R52iNrFKUSw&feature=related

    Mil besos! (y nos vemos)

    ResponderEliminar
  17. Cristal00k, has escrito un cortometraje, lo has filmado, le has puesto banda sonora, y nos lo has regalado. Sólo puedo decirte lo que me enseñó a decir mi mamá:

    Gracias!

    Besos otoñales!

    ResponderEliminar
  18. Maravillosa descripción CristalOOk! Lástima que Plutón parezca haber dado la vuelta y vivamos por aquí un verano austral.

    ResponderEliminar
  19. Nos esperan muchos días de esos raudos y veloces y tambien de los que no acaban nunca... pero bueno, tenemos a The Doors

    ResponderEliminar
  20. Me encanta mirar la lluvia por la ventana...

    Y me ha encantado la idea de empujar el tiempo para que pase más rápido.

    Un beso enorme, Cristal.

    ResponderEliminar
  21. Hola, Cristal.

    ¿Puedo calificar tu imagen de "romántica"? Ese momento que describes es mágico, porque el viento de la libertad corre veloz ante nuestros ojos y nos empuja, o nos atrae.
    Jinetes en la tormenta, eso es lo que somos. "Mañana es ahora"...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Aquí y ahora. Un@ con el todo, con la gota, con la lluvia, con la luz, con la sombra...

    ResponderEliminar
  23. Escuhar la lluvia golpeando los cristales es uno de los sonidos más hermosos, creo yo: dulce música de percusión.
    Abrazos virtuales.

    ResponderEliminar
  24. Ya. Cuando la lluvia se suma al frío, no es tan simpática. Si sumas el cielo gris, la oscuridad o la noche anticipada de estos días eclipsados, no resulta nada atractiva. Incluso buscando el lado positivo de esas gotas de refresco para suelos sedientos como son los castellanos, carentes de agua en muchas poblaciones (fácil de decir y difícil de soportar), no resulta tan atractiva como en otras épocas del año. Y si sumas la velocidad del reloj, pues solo quedarán días caseros o paseos de katiuskas y chubasqueros.
    Animo, no dejes que caigan gotas de tus cristalillos. O sí, déjalos, que a lo mejor son solo las musas virtuales, que se ponen de un tonto...

    ResponderEliminar
  25. La lluvia limpia los vicios del verano, el invierno acaba con la longevidad veraniega...
    Todo es necesario, ya lo sabes.
    Un abrazo otoñal

    ResponderEliminar
  26. Bueno, sí que eres mayor que yo, pero de vieja nada, creo que el espíritu de vejez está bien lejos de ti.
    Increíble que vieras a King Crimson en ese concierto histórico. Vaya tela!
    A esta gente la he visto dos veces... pero a partir de los ochenta, Robert Fripp es lo más borde en escenario que he visto en mi vida.

    Me has recordado una anécdota: Al finalizar un concierto en Luz de Gas, Carl Palmer salió a saludar y firmar autógrafos, un amigo mío le dijo:
    — Te vi en la gira de Brain Salad Surgery.
    — Pues si que eres viejo... le contestó Palmer todo cachondo.

    Gracias por lo de la musa. No quiero parecer creído, pero es cierto, no tengo problemas de musa, de hecho, yo no paró de barruntar cosas, otro tema es si prosigo desarrollando los esbozos que se me ocurren y, sobre todo, disponer de tiempo... tiempo... piensa que muchos días de la semana solo duermo 5 horas... no encuentro otra manera de concertar familia y este pasatiempo... cosas...

    ResponderEliminar
  27. Bueno, bueno, lluvia, otoño... Vamos por buen camino. A mí me encanta todo eso menos cuando voy en moto y me mojo hasta las trancas, pero no hay nada más acogedor que ver llover tras los cristales, tener una buena copa de coñac entre las manos y la música que a uno le gusta sonando por ahí.
    Hoy ha sido el primer día que he desayunado en mi galería del Eixample utilizando luz artificial. Los días se acortan y eso sí me hace sentir un poco mal, pero todo no se puede tener ¿verdad?
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  28. La lluvia es una alegría que, además, moja... y a veces se desmanda. El recuerdo de Jim Morrison, estremecedor, por lo que fue (lo que es), y por lo que ha llovido desde entonces. Bicos, amiga.

    ResponderEliminar
  29. A mi me gusta la lluvia, siempre me trae una melancolía dulce. Un recuerdo nada doloroso.
    El agua limpia, no hay duda, pero si ha de llover que lo haga con ganas, y no cada día...Vivir siempre empapada tampoco me gustaría.

    Petons Veïna!

    ResponderEliminar
  30. Unos se quejan del exceso de lluvia y otros del defecto de la misma. Soy de secano y considero la lluvia como una bendición. Nunca me he quejado de la misma, ni siquiera cuando me pilla en el coche con vocaciòn torrencial. Un encanto que encuentro en "El Maresme" es el microclima que tiene y la prodigalidad de la lluvia...

    Besos mojados por la lluvia

    ResponderEliminar
  31. Cristalook:

    Desde que miré el título de tu post empezaron a retumbar en mio memoria los acordes de esa hermosa canción.
    ¡Ay! Ese Jim Morrison, tan inolvidable cantante, gran poeta y, además de todo, TAN guapo como muy pocos. Para mí, un Ángel del Rock; un ángel negro, pero ángel al fin.
    Aqui ha llovido muchísimo en los últimos meses, aunque hoy no. Pero no me costó ningún trabajo imaginar esas gotas de agua que describes en tu parabrisas, bailando suavemente al ritmo de Riders on the Storm. Casi casi me sentí allí mismo, acompañándote en tu carro durante un atasco de tráfico y compartiendo una amena conversación.
    Me despido, pero las notas permanecen, así como su voz y la letra:
    "Into this house we're born/ into this world we're thrown..."

    ¡Gracias por hacernos evocar todo esto!

    ResponderEliminar
  32. Hola Cristal!! el tiempo pasa con sus abundantes y escasas gotas de agua, aprendemos a ser marineros en tierra adentro, con el arte de manejar la azada para cultivar las olas, que nos den sus corales en la estación donde reposta el tren que no contamina.

    Actualmente, he echo una parada, un descanso. He participado en los comentarios del diario digital larioja.com, controlado por el presi de esta comunidad y, donde me vetan ultima mente mis comentarios, como te puedes imaginar, esta región es un cortijo, donde mi ultima aventura nace de unas posibles consecuencias de unos señores especulativos, parecido caso al gurtel de Valencia.

    En fin, gracias por tu interés y espero seguir con las aventuras para vuestro deleite.

    Besos.

    ResponderEliminar
  33. Cortito, como el otoño con sus lluvias y sus días a media luz. Intenso como esas mismas lluvias y esos mismos días.

    La vida a veces se vuelve remolona y otras se escapa rauda entre los dedos. Pero lo bueno, es que es así y así somos. Supongo que el secreto está en saber disfrutar el momento.

    Besazos, artista. :)

    ResponderEliminar
  34. Así es, querida Cristal. El tiempo como la vida también tiene sus caprichos.
    Un beso (de tiempo largooo)

    ResponderEliminar
  35. Amo la lluvia, tenemos una relación personal, no sabes cuanto la extraño, en Barcelona no llueve como en mi cuidad...

    ResponderEliminar
  36. Cristal, que vengo de donde Butter y he visto lo que preguntabas de las chungas. Bueno, como no sé si las chungasmadres verán el coment me permito contestarte yo que soy chungahonorífica, jajjajaja.
    Pues mira lo único que tienes que hacer es escribir algo para que lo publiquen en el blog y ya está, facil ehhh????. Pues venga anímate a escribir algo chungo y se lo mandas a las chicas!!!!, tienes la dirección de mail en el blog.

    Un besazo futuracompichunga!!

    ResponderEliminar
  37. Gracias Rosa, en cuanto tenga un momento me pongo... jeje! me gusta eso de ser chunga!
    Besossss

    ResponderEliminar
  38. Llevas toda la razón, ayúdame a empujarlo.
    Mañána me voy a la playa.
    Te recomiendo el libro:

    El libro esencial de la loca sabiduría. Es de Wes Scoop Nisker

    ResponderEliminar
  39. La lluvia no pudo esta vez y de nuevo otoño se disfrazó de verano, engañando al tiempo...

    Y en la sucesión de los días parece se congele un instante y otro y otro en una sucesión de fotogramas para luego acelerar sin prisas hasta acabar sin frenos... que el tiempo es caprichoso y corre a su aire...

    Besos aquí y ahora...

    P.D.: Me da en la neurona que cavila que andas o acaso andases por el norte...

    ResponderEliminar
  40. Hola Cristal, la lluvia de final de verano, siempre es bienvenida.
    Estoy de acuerdo con Mercedes, has hecho un cortometraje y le has puesto banda sonora, gracias por escribir ese guión.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  41. Triste lo que cuentas, como para mí lo es la lluvia...
    Un beso guapa!

    ResponderEliminar
  42. Tarde de tormenta, ruido de lluvia sobre el cristal, música cálida...¡Que más se puede pedir! en un otoño apenas entrevisto.
    Buenos momentos para filosofar con la marcha de la vida, "a veces rauda, a veces lenta" pero siempre presente para vivirla segundo a segundo.

    Besitos volados.

    ResponderEliminar
  43. Una buena descripción de lo que se siente en un día de lluvia... a pesar de lo que nos molesta cuando nos pilla de improviso...

    ResponderEliminar
  44. Precisamente en estos intantes en los cuales te escribo, llega la primer lluvia de esta primavera seca, ansiosa de flores y verdes corazones. Y me encuentro con tu lluvia y es inevitable la melancolía, la que cae o roza cuando las gotas se filtran en la memoria.
    Me gusta este paisaje que pintas en tu nota, son los míos, los que vivo aun sin lluvias.
    Un abrazo mi estimada Cristal, un placer regresar a tu espacio.

    ResponderEliminar
  45. La lluvia...sin duda la orquesta más maravillosa que puede ofrecernos el universo.
    Bello blog...Saludos.

    ResponderEliminar
  46. Rogaba para que llegara el otoo y que se llevara ese torrido verano que acaba con mis ganas para hacer algo...me ha parecido precioso como has descrito la llegada de la lluvia. Un beso enorme navegante.

    ResponderEliminar
  47. Aquí también llueve... ha llovido mucho y poco. Amo ver caer la lluvia sobre los árboles ... Es mágica esa sensación de ver llover. Apapachos

    ResponderEliminar
  48. Qué bonito! Mi tiempo ahora pasa tan lento que, efectivamente, tengo ganas de empujarlo, que ruede y que se lleve mi tristeza.

    ResponderEliminar
  49. MISS, pues a mi me encanta caminar bajo la lluvia, cuando es fina. Dime rara. Pero si que es verdad, que de vez en cuando, a pesar de la costumbre, pillo alguna jeje.
    Un beso y siempre bueno verte.


    DUNCAN, pues nada sería posible en este mundo sin la lluvia, amigo mío. Pero sobre gustos... no hay disputas, está claro. Eso, Miauuus para los dos. Y suerte en lo nuevo crack!
    Besos.


    MARUXIÑA, tú, como yo y todos los gallegos, somos licenciados en lluvias, está claro... y si has vivido en Santiago lo eres cum laude jeje. Ahi, es prácticamente a diario, pero esa ciudad es aún más bella, si cabe, bajo ella.
    Gracias por acercarte y un beso grande.


    AMPARITO, ¿qué le puedo decir a una privilegiada y entendida como tú, sobre lluvias y tormentas? Nada... que no sea que las disfrutes, como seguro que lo haces. Ya he visto tus fotos... me corroe la envidia, amiga (sana)
    Un beso.


    KRAPP, seguramente no te falta razón en lo que dices. Pero los gallegos exilados en otros lugares desde hace años, te aseguro que la echamos en falta y mucho... (ou de carallo, que diría meu pai) E sei, que non son eu sola.
    ¿Qué queres? cousas da morriña, supoño...
    Bicos.


    HOLLY, gracias por decir eso. Eres un amor. Y Morrison siempre genial verdad?
    ¿Qué tendrán los días de lluvia, para los que escribimos, que nos ponen las pilas? Y también para todos los sensibles
    Un besazo preciosa.

    ResponderEliminar
  50. MALU, pues es verdad eso que dices. Los del norte, que estamos fuera de nuestra tierra, añoramos la lluvia a nivel psíquico y hasta físico. Que nos lo pide el body, ¡vaya! y cuando volvemos y nos encontramos con ella... es como un respirar hondo... de: todo está como tiene que estar, por fin!
    Un beso amiga asturiana.


    ZEN, tú la sientes y la amas como todos los que nos hemos criado en ella. Y lo reflejas en tus letras de maravilla como siempre.
    Me gusta verte navegante. Besos de tu Cristalxu.


    ENTANGLED, siento haberte chafado la entrada amigo, pero desde luego, que has encontrado una buena alternativa. ¡Ya lo creo!
    Y... ¿Estabas en Hyde Park, pero nó en el concierto? ¡ya ves!
    Sincronías varias por lo que veo.
    Un abrazo.


    €RIK, pues no, la compañia de fondo no es mala. Aprovecharemos pues, para apoyar firmemente nuestros pies en el círculo de la vida.
    Un beso, amigo.


    ROSA, pues sí, cosas de la convivencia amiga.
    Y cierto, con el tiempo, siempre inaprensible y fugitivo, solo se nos permite pactar... lo que el quiera... No hay más.
    Besos de una futura chunga. jeje!


    BUTTER, pues sí, ya estamos en ese preludio del invierno. Disfrutémoslo. Gracias por venir preciosa.
    Besos.


    GABI, yo también me lo pregunto eso. ¿Qué sería del mundo sin la música? Y gracias por tu cariñoso comentario y mail.
    Besos.

    ResponderEliminar
  51. Ay! TOCAYA, que nos parecemos bastante más que en el nombre por lo que veo... Me alegra que te gustase la entrada. Gracias.
    Besos.


    RAYUUUU! vos, también sós mi ídola y uno de mis alter egos en este mundo. Nada me gusta más que encontrarte por este laberinto virtual, cometer travesuras y coincidir en visiones y sentires.
    Me alegra ¡y mucho! que te agradase la entrada amiga Silvirayuela (made in Sr. Druida)
    Besosssssss


    MERCEDITAS, ¿pero como me dices algo tan bonitooooooooooo? ooooh!
    Gracias, gracias, gracias, gracias a tí y a tu mamá también por tenerte tan bien enseñada. jeje!
    Besos preciosa.


    ARGUI, que bien verte. Y a plutón, en ná de ná, también llegara el Otoño para que lo disfrutéis. Gracias por tus palabras amigo.
    Besos!



    VITA, y que nó nos falten. The Doors, todo un referente para varias generaciones. Y la música siempre un recurso para nostalgias y dolores varios ¿verdad?
    Me alegra verte de vuelta amigo.
    Abrazos


    ELENITA, ya sabes lo que dicen, el que no se conforma es porque no quiere
    Pero como soñar, hasta ahora, es gratis... pues soñemos que empujamos, o detenemos el tiempo a nuestra voluntad... ¿porqué no?
    Un beso y gracias por acercarte.

    ResponderEliminar
  52. ANTONIO, por una vez y sin que sirva de precedente jeje! estamos de acuerdo sin matices. Sí, eso es lo que somos Jinetes en la tormenta.
    Y la magia del otoño y de la lluvia, auna pareceres por lo que veo.
    En cuanto al tiempo, pues... soñar es gratis amigo... ¿porqué no hacerlo? Así también se crea esa magia que nos concierne.
    Un beso y gracias por acercarse Sr.Druida.


    Querida MALVADA, claro, breve y acertado tu comentario.
    Todo un microscosmos en una gota, sí señora.
    Besos cuánticos.



    ADU, a mi también me parece especialmente bello ese repiquetear de la lluvia en los cristales. Gracias por acercarte guapa.
    Besos.


    CARLOS, quizás por crecí en ella y con ella, desde niña amo la lluvia. No me molesta que llueva, sobre todo si es mansa. Y adoro las tormentas. Y mojarme...
    Pero que era rara ya lo sabías jeje!
    Aún así, soy capaz de apreciar esos maravillosos e increibles cielos de Castilla, que parecen inventados por algún pintor de sueños. Y sus campos de colores agostados en esta época.
    El paisaje y la meteorología, quizás por que son auténticos y sin dobleces son una de mis fuentes anímicas en general. Tú me entiendes... seguro!
    Besos amigo.


    YANDROS, sí, todo forma parte del Caos amigo. Y me gusta ser consciente de ello y disfrutarlo.
    Besos amigo.


    GABI, Fripp, siempre ha sido un borde, antes, ahora y siempre.
    Mucha parte de culpa de esos continuos cambios en la formación de King C. la ha tenido su carácter. Aunque eso, no le reste ni un ápice de calidad a todas y cada una de las formaciones que ha tenido el grupo.
    Buena anécdota la que explicas de Palmer... jeje!
    Y desde luego que no te falta la musa amigo. A la vista está.
    Gracias por por tus amables palabras y un abrazo grande.


    JOSEP J. me ha hecho reir tu comentario. Por un momento, te he visto, tó mojao, encima de la moto, jajaja! Suerte que en Barna, no llueve demasiado...
    Pero es verdad, este tiempo es inspirador e invita a una intimidad distinta de otras épocas del año.
    Y si vives en el Eixample, entiendo bien lo de la moto.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  53. ALFREDO, pues a pesar de lo que ha llovido, Jim, sigue estando muy presente en el imaginario músico-emocional de muchos, entre los que por lo que veo, nos encontramos tú yo.
    En cuanto a la lluvia, veo que al igual que todos los norteños exilados, que os acercáis y habéis crecido con ella, experimentamos un sentimiento de nostalgia muy similar sobre ella.
    Gracias por acercarte y un abrazo.


    NADIA, a mi me gusta la lluvia, sea como sea. Pero si me dan a escoger... me gusta mansita y que menudee... Rarita que es una. pero entiendo bien lo que dices.Tú te criaste aquí en el Mediterráneo y yo en el Norte. De ahi, la diferencia, supongo...
    Merci, maca.
    Petonssss


    LUIS A., aquí y en Tombuctú, desde luego que es una bendición la lluvia. Nada sería posible sin ella y el que no sepa verlo... pues peor para él.
    En cuanto al Maresme, pegadito al Vallés... pues eso, humedad no le falta desde luego.
    Veo que me tiene bien situada el Sr. Profesor... jejeje!
    Besos Luis Antonio.



    LIZ, a alguien tan amante de la música como tú, estaba claro que el amigo Morrison, le llegaría de forma especial. Esa canción, para mí, quizás junto con The End, es de lo más emblemático que tienen. Todo un referente The Doors verdad?
    Y ese día, la verdad es que no estaba en un atasco, mi carro, como decís ahí, se deslizaba en completa soledad por la autopista, todo un placer que el tiempo, al asustar a los automovilistas me proporcionó de forma inesperada.
    Siempre bueno verte y gracias por acercarte amiga.


    Hombre TERRY, pues me alegra saber que no es un adios definitivo el tuyo amigo. Se echan en falta las aventuras y deventuras de tu hidalgo y su escudero.
    En cuanto a los políticos, es igual la comunidad o el país, la miseria y el engaño acostumbran a ser su divisa... eso está claro. Siento que hayas topado con ellos amigo... casi peor que con la Iglesia...
    En fin, gracias por acercarte y por tus palabras. Y un abrazo grande.


    LUISA, sí, el Otoño es ese tiempo que tan bien explicas en tu comentario como de costumbre.
    Y tú, si que eres una artista!
    Besos, besos, besos y gracias por acercarte.

    ResponderEliminar
  54. LIBERTAD, no sólo es caprichoso el tiempo, si no que jamás! da su brazo a torcer. Pero es lo que hay!
    Besos también para tí-


    LILYTH, pues ya somos dos. Yo también la amo. Los que crecimos en ella siempre la echamos de menos cuando no la tenemos.
    Besos y gracias por acercarte.


    BRUJITA, pues has pillado a la perfección la entrada. Justo esa era la intención que deseaba transmitir.
    Gracias por acercarte y un beso.


    Ay MI REINA, que no es vd, la primera que me habla de ese libro. Pero si su Majestad lo ordena, me haré con él de inmediato ¡faltaría más! A sus pies Doña!



    BORRAESO, no, no ando por el norte, aunque me gustaría, es que cuando llega este tiempo, me entra "morriña" de lluvia.
    Como ya sabes, vivo en Barna desde... ni se sabe... mejor no contar jeje. Pero sí, crecí en el Norte con la dulce lluvia de allí y la echo en falta ¡mucho!. Y cuando se presenta, la disfruto tanto como puedo.
    Gracias por estar atenta, y un besazo.


    FELIPE, pues nada amigo muchas gracias a tí, por decir eso y de nuevo a mi Merceditas. Sois un amor ambos los dos.
    Besos.


    CANDI, más que tristeza, nostalgia es lo que me inspira este tiempo. Me gusta el Otoño y la lluvia amiga.
    Gracias por acercarte y un beso.

    ResponderEliminar
  55. JOSE, esa era le intención, describir ese sentimiiento que despierta en muchos de nosotros la lluvia. Gracias por acercarte y un beso.


    DANIEL, pues muchas gracias por tus palabras y por acercarte. Me alegra haberte despertado ese sentimiento. Todo un lujo, siempre, verte por aqui amigo.
    Un abrazo y hasta siempre.


    FLORENCE, pues muchas gracias por decir eso de este blog. La lluvia siempre es bienvenida en este espacio. Tú también.


    VIOLETA, siempre amable. Yo también deseaba, que se terminase el calor insoportable de una vez.
    Gracias por acercarte amiga.


    NANCY, cierto es mágica esa sensación de ver caer la lluvia.
    Besos y gracias por venir.


    OYANA, lógico deseo el tuyo, y sólo está en manos del incomprensible y a la vez sanador tiempo...
    Poco a poco Beatriz. Un beso grande.

    ResponderEliminar
  56. sólo "la mirada de crist@l" puede ver el universo en una gota de lluvia
    te quiero
    y necesito mucho
    ese universo de tu mirada

    te abrazo fuerte, cristalit@

    ResponderEliminar
  57. Tengo ganas de que llegue esa lluvia...aquí en el sur queda mucho por barrer...demasiado. Esperemos que llegue pronto y lo haga para quedarse.

    ResponderEliminar
  58. ANITA, muchas gracias por decir eso. El universo está en lo más pequeño y en lo más grande.
    Besos, besos, besos, besos.
    P.D. ¿Has visto? Noriako ha vuelto!
    Bien!


    NORIAKO, me alegra, me alegra mucho verte lo sabes, ¿verdad?
    Un beso ASI de grande.

    ResponderEliminar
  59. AREZBRA, en cualquier momento sucederá el milagro, ya lo veras.
    Se echa de menos la lluvia ¿verdad?
    Besos.

    ResponderEliminar
  60. Hay una canción que dice "La lluvia, niña, envuelve todo... no te pongas triste; también a esa mujer que alguna vez perdí. Que el cielo es un espejo a punto de partirse, va derramando el tiempo en el asfalto gris. Las ráfagas de dudas son insoportables, y los diluvios de recuerdos nunca tienen fin".

    Tu escrito me la recordó.

    Te sigo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  61. Siiiiii!!! es verdad, volvió Noriako...en un ratito voy a verla.

    Te extraño mucho cristalit@.

    ¿será porque llueve??

    ResponderEliminar
  62. FAUSTO, bella cancíón, me alegra haber despertado ese recuerdo.
    Saludos y bienvenido a este espacio.

    ResponderEliminar

matices varios

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...