sábado, 20 de marzo de 2010

Mágicas miradas...













Retrato de Alice Vanderbilt (John Singer Sargent)
¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨

"Compañera, usted sabe que puede contar conmigo,
no hasta dos o hasta diez, sino contar conmigo..."

M. Benedetti
_____________________________________
Que la mirada es importante en este espacio es obvio, sólo hay que ver como escogí titularlo. Siempre me ha llamado la atención de forma especial, la manera de mirar y la intención que se adivina en los ojos de no importa el ser. Humano o no...

Hace unas cuantas noches llegó hasta mí, diremos que de forma casual, la imagen que ilustra esta entrada. La expresión de esa joven del cuadro, me retrotrajo a una maravillosa parte de mi infancia en cuanto la vi. Me hizo pensar de inmediato, en el semblante soñador de alguien muy cercano y querido para mí. Una de esas presencias benéficas, con las que todos, o la mayoría... hemos tenido o deberíamos tener la suerte de tener contacto y de hallar amparo en algún momento de nuestras vidas. Fue y es aún, la propietaria de una brújula dorada y sin límites, siempre a punto tanto en los momentos ciertos como inciertos, sin importar las tormentas ni la dirección de los vientos.

Si pienso en ese lejano momento de mi niñez en que me interesé por la lectura, el cine o en esa tendencia clara y definida hacia la meteorología y el paisaje, incluso en mi afición a la Física... no andaba lejos esa mirada, en la que reconozco a mi mejor compañera de sueños y juegos ¡sin lugar a dudas!

Pero esto, no deja de ser una breve reflexión posterior a mi tropiezo con esa pintura. Y aunque sé que será pobre e injustamente limitado, el intento de reflejar en unas pocas líneas, tantas vivencias y sentimientos en común, desde que la mirada de ese cuadro me habita, no puedo dejar de pensar en algo que nos une de una forma muy particular.

Hubo un tiempo en nuestra infancia, a veces tan extraña y complicada como libre y solitaria, en que esa situación y esa unión indestructible casi a partes iguales, nos transportaba a mundos inalcanzables en nuestra cotidianidad. Eran días, en donde la soledad y la ausencia de adultos de un viejo y soleado caserón, eran sólo el marco de otra realidad mágica, por donde navegábamos en universos de ensueño que a muy pocos y en contadísimas ocasiones, permitimos compartir...

¿Recuerdas ese ruego imperioso "esta vez me toca a mí" de alguno de nuestros amigos de esa época? No hace tanto que uno de ellos confesaba, que ser el seleccionado les hacía sentirse como tocados por "la varita del hada" y añadía que todos sin excepción, conservaban aún en su memoria esa grata sensación.

Y mientras tu y yo, oficiábamos de anfitrionas y codirectoras de sueños y ensueños varios, sin importar mucho el porqué de esos encierros y retiros ocasionales que terminaron por ser casi un secreto privilegio... de los vetustos armarios, herrumbrosos baúles, arcaicas y apolilladas cómodas, polvorientos y velados desvanes, de aquella un tanto destartalada casona, surgían vaporosos tules, rutilantes lamés, esplendorosas y plumíferas boas, elegantes y extraños sombreros o deslumbrantes y olvidados trajes de fiesta, que utilizábamos como catalizadores de esos itinerarios fantásticos, que podían convertir una sencilla manta... en suntuosa jaima del desierto o en mágica alfombra voladora, que nos conducía a un colorido y abigarrado mercado persa del lejano Oriente, en donde luchábamos encarnizadamente contra un malvado Visir que nos cercaba con sus huestes.

Todo! absolutamente, estaba a nuestro alcance en esas horas de encierro involuntario, que nuestra imaginación sabía como convertir en horas de preciada libertad sin vigilancia. La sola presencia de una dorada y trasnochada cornucopia o un pesado y descolorido cortinaje de terciopelo, podían convertir en Palacio Versallesco ese antiguo y gran salón, que minutos más tarde una atrevida boa de plumas o unos sutiles botines de cordones, transformaban en divertido y bullicioso Saloon del Far West. Tampoco faltaba nunca, la carroza que se dirigía a todo galope hacia un duelo imposible de superar... despeñándose irremediablemente con la princesa en el abismo... pero a la que en el último y más comprometido instante, el capitán de un bajel pirata amigo, del que yo debía ser siempre e inexcusablemente, bajo tu tolerante aquiescencia, la capitana... salvaba de una muerte irremediable para terminar huyendo en un plis, izando la mayor a toda vela, gracias a un viento afortunado y salvador, con toda la tripulación...

Nada escapaba a la fantasía desbordante de dos recalcitrantes y empedernidas lectoras de toda clase de literatura fantástica, heroica y de aventuras. Espectadoras singulares, además, de un sorprendente e inaudito "cinema paradiso" de ese rincón perdido. Aunque en el fondo, en ese maravilloso valle del Arco Iris, en donde hadas, trasgos y duendes fueron compañeros inseparables de una insólita infancia, todos nosotros estuviésemos mucho más cerca de la desamparada y tierna Dorothy del Mago de Oz... y como a ella, ningún fantástico o hechicero mundo nos fue ajeno o lejano.

Mágicos, intensos e inolvidables días los que esa pintura ha traído a mi imaginación.
                              ____________________________


     







__________________________________________

53 comentarios:

  1. Con la boca abierta, Cristal, y con los ojos encendidos me ha dejado tu precioso texto de hoy.
    Mientras leía tus letras y miraba el retrato de "Alice", imaginaba esos juegos infantiles, esos maravillosos teatros de la imaginación...
    Bellos recuerdos, sin duda, huellas imborrables de otros tiempos, de aquellos tiempos en los que todo era posible.
    Gracias, gracias por la emoción, y por la magia.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Ayer mismo me acordaba de ti...
    Privilegiada infancia con tantos estímulos para tu imaginación...

    Besos, todos los posibles

    ResponderEliminar
  3. ¿Sabes? Me has recordado a Ana María Matute, quien explicaba hace poco en una entrevista que cuando la castigaban en un cuarto trastero su imaginación se desbordaba al abrir un armario ropero y disfrazarse o simplemente descubrir tesoros olvidados...Ella afirma que así se comenzó a forjar le escritora genial que hoy es.

    Me ha encantado tu texto, he podido disfrazarme con vosotras, mientras aguantaba la respiración para que ningún adulto nos pillara. Pero sobre todo, sobre todo, me ha encantado que terminaras con el Mago de Oz, recuerda mi nike-name (medio transformado), pero que que pertenece al Reino de las baldosas amarillas, donde los sueños pueden hacerse realidad :-)))

    ResponderEliminar
  4. Saps que et segueixo de la vore encara que en silenci però avuí no em puc estar i em costa deixar-te un comentari en castellà però vull que ho entengui tothom.
    A ella la he tratado menos, pero es muy evidente que el azar no os unió en vano. Juntas o por separado es siempre un privilegio formar parte de vuestro entorno. Somos muchos los que nos seguimos sintiendo "tocados por la varita del hada" Gracias por escogerme.
    Un petó.
    M.

    ResponderEliminar
  5. Nada más ver el retrato de Alice,
    supe que eras tú.

    ResponderEliminar
  6. Volver la mirada atrás es quedar atrapado en otro mundo, Tocaya.

    Volver a hurgar en el baúl del tiempo nos encoge el corazón de nostalgia.

    No pierdas nunca esa mirada.

    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  7. Excelente texto, un placer leerte
    que tengas una feliz semana
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Hay momentos que son mágicos y luego miradas que perduran para toda la vida.
    Creo que esto de imaginar, de volar y vivir dentro de lo imaginado deja una impronta indeleble, nos ampara en los momentos áridos en que pensamos que el rigor de los números y la repetición de los días nos engullen.
    Disfruto compartiendo en la cercanía estos momentos de suaves complicidad.

    Besos (Turmalina)

    ResponderEliminar
  9. Si tuviera recuerdos tan bellos como las que nos describres de forma tan lírica, también sería un nostálgico.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Qué precioso texto nos has regalado, querida Cristal. Me han dejado sin palabras la magia y la belleza de esos recuerdos de tu niñez. Siempre tiene algo de melancólico recordar la niñez. La misma melancolía que se siente al mirar este maravilloso cuadro de Sargent. Me dejas como flotando.
    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  11. Cristal, siempre que que haces un texto de tu pasado o de tu niñez me dejas especialmente atrapado y asombrado, porque no creo tener esos recuerdos, pero cuando te leo siempre me viene a la memoria alguno de los míos. Te doy las gracias por ello y te digo que este lunes es algo menos gris despues de leerte.
    Nunca pierdas esa mágica mirada.

    ResponderEliminar
  12. De tu texto extraigo cosas también vividas por mí en una infancia en la que, a falta de colores, éstos llegaban en forma de imaginación, audacia y falta del sentido del tiempo.
    Aún admitiendo que a mí me faltó esa Alice, no es menos cierto que la inventaba en mi duermevela y mi primer sueño, cuando todavía era capaz de programarlos y repetirlos a voluntad.
    De esa época recuerdo cuando estaba enfermo y pasaba largas horas a solas en mi cuarto, entre cuatro paredes que parecían desmoronarse para dar paso a universos sólo visibles para mí.
    No había casona, ni armario de ropa vieja, ni falta que hacía.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Te superas Cristal!
    Este tipo de textos dejan a una perpleja, y te transportan a los años de castigos e imaginación, como ya han dicho nombrando a Matute, a veces esos momentos inventados se vuelven más tangibles con el paso del tiempo, más reales.


    Un besazo Cristal!
    (Y la Uni bien, me he picado porque podría haberme ido mejor, pero bien, en Junio me vengaré y me pegaré un verano... =) O eso espero! Pero la verdad, he ganado más gente, vivencias y momentos que no se pueden comparar con todo lo que haya podido aprender, puff, si yo te contara!!! xDDD)

    ResponderEliminar
  14. Bello testimonio del buen recuerdo de una hermosa vivencia.
    La Amistad, cuando procede de la infancia, guarda unas características únicas y especiales.
    Gracias por hacernos recordarla.

    Bellísimo también el cuadro, por supuesto!
    Suerte que tenéis ahora en España de tener una exposición del gran Sargent en el Prado. Vi un reportaje en la tve sobre ello.
    Yo lo admiro profundamente, por su trazo, su dominio técnico, su sempiterna elegancia y su conocimiento de la naturaleza humana, expresado magistralmente en sus rostros.
    Un beso, y feliz primavera

    ResponderEliminar
  15. Guardamos en rincones de la memoria lugares encantados como esos, como ese caserón con resonancias de domaine sans nom. Las sombras son tanto más alargadas cuanto más bajo está el sol en el horizonte.

    Me costó entender que la morada natural de esas reminiscencias era la memoria. Nunca volveré a intentar el retorno al paraje real, el genius loci no me lo perdonó. Regresé sólo para descubrir que el tiempo había pisoteado aquel universo como un huracán; que el presente había contaminado el pasado; que en un solo gesto había perdido, a la vez, la vivencia y su recuerdo, y ya no me quedaba *nada*.

    "There's a feeling I get
    When I look to the West
    And my spirit is crying for leaving"

    ResponderEliminar
  16. Una propuesta, Estimada Cristal:

    ¿Por qué no te animas a explicarnos qué aplicaciones tendrá el SINCRETÓN ALBA?

    Creo que tú sabrás adaptarte a las limiaciones que tenemos, sobre too, los de letras...(Lo de que acelera las partículas y tal no hay necesidad de explicarlo...)

    Un abrazo "sincrotonal", pero afectuoso

    ResponderEliminar
  17. Es maravillosa la mirada de la niña del cuadro, pero prefiero la de la chiquilla de la fotografía; la mirada inquieta de una niña aguerrida, soñadora, alegremente sabia, propia de los que no recuerdan sólo viven.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. No hay que dejar morir el niño que llevamos dentro.
    besos

    ResponderEliminar
  19. Has descrito de manera magnífica una sensación que muchos de nosotros (y espero que también muchas de las nuevas generaciones) han vivido en su infancia. Una manera de jugar en que la complicidad y la imaginación eran más importantes que cualquier juguete.

    Todavía hoy, cuando veo a un niño de doce años jugando con un palo, o con un balón de papel, me alegro de que algunas cosas no hayan cambiado.

    ResponderEliminar
  20. Oh, que bonito Cristal, cuantos recuerdos, e intensos.

    Lo que comentas de las miradas, mira que casualidad, esta mañana estaba pensando yo en eso, en lo que se transmite a través de ella y en que pocas veces una mirada me ha engañado.

    Besossss

    pd: entre tú y Manué me tenéis el blog bonito!!!, que guarros pordios!!! jajaja.

    Mas besitos y feliz finde.

    ResponderEliminar
  21. Hoy estoy fatal con internet. Se me corta constantemente, asi que leere tu entrada mañana. Lee tu, por favor, mi contestacion a tu comentario sobre los viajes.

    ResponderEliminar
  22. En vos fue la pintura...en mí fueron tus palabras el disparador de mis recuerdos.
    En mí está para siempre grabada una cierta mirada, una cierta casa, y una amiga con la cual, en las tardes de verano, atravesábamos el espejo.
    gracias,Cristal, por ese maravilloso escrito.

    mil besos*

    ResponderEliminar
  23. ¡Qué maravilla querida!, no se imagina la cara de lelo con la que he leido la entrada. Veo que Uds., como mi hermano y yo, tenían una ensalada mental con los personajes y las situaciones; no es la magia del cine ni de la televisión, es el enloquecido eclecticismo de la infancia, que mete la mano en un cajón, y tanto saca un piel roja como un marcianito verde con trompetillas como orejas.
    Bajo el influjo de su entrada, remonté mi vida a aquel cuarto pequeño que podía contener el mundo; tigres-almohada que podían salvar tu vida tras caer por el precipicio de la inferior de las camas marineras (éramos fantasiosos pero sensatos); zombies que respondían ipso facto a la orden del científico loco: "muérete ahora mismo, o vívete ahora mismo"...¡sí sí, la gramática no era nuestro fuerte!
    Los niños son los burros más divertidos, porque tardan en aprender lo que uno quiere enseñarles; pero vienen de serie con una sabiduría utilitaria que les hace obviar las fronteras innecesarias entre lo real y lo más real. Gracias.

    ResponderEliminar
  24. Ah..

    Usted sí que conoce los misterios del tiempo, mi querida amiga..

    Por ello ha de ser que puede adentrarse en ese túnel y asomarse de cuando en vez por una de las ventanas que lo pueblan a cada lado ;)

    Y vaya si son magníficas las visiones...

    mágicas, sí.. como usted lo ha dicho...

    y espléndidamente!!! ;)

    besos miles

    ResponderEliminar
  25. Qué bien te expresas y con que riqueza de matices.

    Creo que los artistas o los aficionados al arte, sean escritores, pintores, etc, es que aún siguen conservando ese niño interior y sus cualidades: curiosidad, aprendizaje y mucha mucha imaginación, y por eso necesitan expresarse de alguna forma, ya que el niño interior tiene que salir por algún lado, y en la edad adulta su liberación en la vida diaria suele ser reprimido o considerado infantil.

    La realidad es que somos niños grandes con un disfraz de adulto y encadenados por las responsabilidades de la madurez.

    Juguemos e imaginemos.

    Un abrazote

    ResponderEliminar
  26. Así que, alguna vez paseas a la niña con la mano que te es común.Dos mujeres iguales y una sola niña verdadera.

    Dichos@s las/los que saben hablar consigo mismo.

    Abrazo Cristal.

    ResponderEliminar
  27. Lo mejor de todo es que has conseguido no salir de ese país de las maravillas. Ni se te ocurra hacerlo!

    Ando con la vida complicada, pero en cuanto puedo, siempre paso a leerte! Mua!!

    ResponderEliminar
  28. La buena nostalgia tiene el mejor de los sabores. Y hoy he leido aquí uno de sus mejores muestras.

    :)

    ResponderEliminar
  29. Preciosa escritura llena de recuerdos y en la que la mirada juega un papel muy importante en tu vida, me encanta la manera de relacionar viviencias y acercarlas hasta nosotros de una manera tan dulce diría yo.
    Cristal me he quedado maravillada y me emociona reconocer en tus palabras capítulos de mi historia.. y es que todos tenemos ojos y recuerdos..
    Bellísimo gracias por compartirlo con los que te leemos.

    Besos preciosa

    ResponderEliminar
  30. Textos como este y miradas así acreditan que el verdadero lugar de la memoria es el corazón (de hecho recuerdo y corazón comparten etimología, como bien y bellamente lo pone de manifiesto la expresión francesa par coeur, de memoria).

    Quiere además la casualidad que uno de los más hermosos cuadros de Sargent está ahora mismo expuesto en el Museo del Prado junto a su precedente mayor, Las Meninas, como acabo de enterarme por el blog de Navajo, que le dedica una calurosa entrada (puede leerse aquí)

    Un abrazo, soñadora de ojos despiertos.

    ResponderEliminar
  31. Parece que el enlace dejado en la entrada anterior no funciona. Aquí dejo un cortipega:
    http://breveybueno.blogspot.com/2010/03/impulsado-por-fuerzas-incontrolables.html

    ResponderEliminar
  32. Me ha gustado mucho tu relato, todavía muestra con viveza y cariño todos los recuerdos infantiles en sus fantasías.
    Besotes Crista, siempre es un gustazo leerte.
    :D

    ResponderEliminar
  33. ¡Hija mía!!!

    ;)

    Vengo de leer tu comentario a mi post y lo primero y más acertado que se me ocurre hacerte saber, es que esto del tiempo-espacio ¡me fastidia de sobremanera!!! ¡Que no daría yo por cruzar el océano y 'pillarte' ;) en una tarde soleada -pero no calurosa- en que no tengas nada -'importante'- que hacer y puedas sentarte a charlar conmigo durante.... ¿hooooooras????? ;)

    ¿Y qué tal si nuestra amiga Gárgola se colara a la tertulia y de pronto también apareciera nuestro amigo Antonio??? ¿O Liz?? Y uno que otro más de los magníficos personajes que pueblan este universo en el que nos hemos encontrado...

    Es que eso es lo que quisiera cuando me siento tan feliz de aprender de todos ustedes, tan contenta de sentir esa complicidad, tan 'iluminada' cuando sus palabras me regalan instantes de reflexión... En fin...

    Y he aquí mi 'contraste' jeje... (espero no superar tus 4 comentarios ;):

    Con respecto a las epifanías, pues creo que las entiendes a la perfección... Inspiración.. sí... así debe llamarse ;) Esos 'raptos' me son tan gratificantes, que definitivamente no puedo atribuir la 'creatividad' solo a un esfuerzo o talento personal. A lo mejor lo que se debe hacer es 'sintonizar' bien los canales o las antenas para 'captar' las ideas que quieren ser manifestadas. Desde nuestro más recóndito interior o desde alguna otra dimensión... ¿externa? (es que con esto de que 'todo es uno' y de que 'todo está en todo' y de que el micro y el macro cosmos.... bah! ahora hay que cuidar el lenguaje jeje)

    Por otra parte, esto de la 'programación' cultural es un tema que merecería profunda reflexión pero en honor a la necesidad de síntesis ;), te comento que yo critico mucho el hecho por sus efectos negativos al fomentar la conciencia de rebaño y creo que estás de acuerdo conmigo o, al menos, captas claramente mi sentir...

    Lo que sí quiero aclarar es que mi intención no era hablar de TODAS las crisis ni de LA crisis como... concepto o fenómeno jeje.. Pues estoy totalmente de acuerdo -o clara- en dos cosas:

    1. Los conflictos son positivos cuando derivan en una comprensión necesaria o en un cambio necesario de rumbo. De ahí que la palabra 'crisis' tenga sus connotaciones muy positivas como de hecho también ha acotado nuestra amiga Gárgola ;) (quien estaría encantada con la ida de la tertulia jeje) Como dicen por ahí.. el fuego es el elemento transmutador y a veces necesitamos del fuego del conflicto interior...

    2. Las crisis cambian conforme la edad, muy cierto... Y algunas, lo dicho, son necesarias y saludables... Y pues a todos nos viene bien 'replantearnos' las cosas de cuando en vez, como una introspección necesaria, máxime cuando recordamos que la vida es corta y que es mejor vivirla... en paz con uno mismo ;)

    Lo que critico son las crisis innecesarias y no saludables.. aquellas que nacen de haber claudicado ante la presión del sistema que te impone modelos... that's the point ;)

    -CONTINUARÁ...-

    (más abajo ;)

    ResponderEliminar
  34. ¿De dónde vienes de vuelta???? ;) Yo no creo que vaya 'de ida'.. Yo creo que no hay ida ni vuelta. Creo que siempre estamos yendo y viniendo, como el mar cuando se encuentra con la orilla, a ese encuentro con la orilla de nuestro ser, siendo el mismo mar pero diferente cada vez que la besa. ¿Es una cuestión de años la claridad? ¿Mientras más jóvenes somos es mejor la comprensión de ciertas 'cosas de la vida'? No sé.. De eso no estoy muy convencida ;) No me malentiendas: sé que la experiencia que dan los años en ciertas cosas es muy positiva y necesaria y, por supuesto, la madurez EN LA MAYORÍA DE LOS CASOS, es un efecto inherente al paso de los años ;) Pero ¿y qué hay de la lucidez de los niños? ¿De la osadía de la juventud? Sé de muchos que darían lo que sea por ser capaces de recuperarla para decidirse de una vez por todas a vivir sus sueños, cuando ya están "de vuelta"..

    Pero me estoy 'liando' mucho en esto ;) y al final concuerdo contigo en que con los años uno va aceptando ciertas cosas, aunque se me hace necesario aclarar que el miedo mío no es por ese 'aceptar' sino por constatar que con los años terminamos por conformarnos y dejamos de luchar. Que no es lo mismo. ¿Lo es?

    (Paréntesis: Pese a que, por simpatizar 'léxicamente' con mi querida amiga del Nunca Jamás, he usado expresiones a las que, a fuerza de uso, he terminado por comprender ;), no puedo perdonarte aquello delos 'cojones' porque no 'cacho' qué significa jeje)

    Aquello de la voz interior es absolutamente cierto mi querida amiga... Qué pena que en Occidente los referentes sean externos. En realidad estamos en nada...

    Por eso gusto mucho de la filosofía oriental pero sé que tampoco se puede aplicar 'el zen' en esta sociedad, sin considerar sus particularidades... Pero baste constatar adónde nos ha conducido nuestro exacerbado materialismo para, por lo menos, mirar hacia el otro lado y, con humildad, aprender un poco... O tal vez ni siquiera 'al otro lado'... Baste con RECORDAR nuestras más profundas raíces..

    ResponderEliminar
  35. Y bueno...

    Cuando empezaron a llegar los comentarios a mi entrada empecé a considerar la idea de escribir otro post 'aclaratorio' o 'complementario' y, dada la disertación que ha suscitado este tema ;) tal vez lo haga..

    Una cosa es cierta: como ves, 'me he apañao' a pesar de la confusión del segundo comentario y déjame decirte que mi post no es el magnífico, sino tu comentario ;)

    A ver si por fin se descubre la forma de teletransportarse para amenizar estas 'charlas' con algo de beber o comer o escuchar... ja ja...

    En fin amiga...

    Qué grato ha sido encontrarme con tus palabras, con tu presencia siempre luminosa... Te dejo todo mi cariño en un abrazo que no necesita ser físico para transmitirte toda mi alegría de tenerte como amiga ;)

    besos!!

    ResponderEliminar
  36. Hola ANTONIO:
    Celebro que los recuerdos de mi entrada hayan encendido tu mirada y te hayan hecho sentir la magia y la emoción infantiles. Eso es por aún están presentes en tu vida.
    Hay cosas que nunca mueren, sólo están adormecidas dentro de nosotros hasta que algo las despierta y nos las vuelve a mostrar en todo su esplendor.
    Ese retrato de Alice, que sin duda conocías, ha sido ese click esta vez.
    Gracias por acercarte y por tus palabras amigo.



    AMPARITO:
    Bueno, no sé si tan privilegiada querida, pero... aunque no se me olvide... ¿para que recordar lo malo? mejor sólo lo bueno, que también lo hubo aunque tuviésemos que crearlo a partir de la imaginación. ¿Sabes? hay cosas que nunca nadie te puede quitar, como los buenos recuerdos.
    Besos, todos los posibles también para tí y gracias por acercarte de nuevo.


    Mi querida MALVADA:
    Gracias por decir que te he recordado a Ana María Matute, sea por el motivo que sea.
    Creo que es Loriga el que dice que la infancia es nuestra única patria, y yo suscribo por completo esa idea Brujita.
    Sé, la procedencia de tu nikname querida, y cualquier día nos encontraremos por esos caminos de baldosas amarillas camino del Reino de Oz. Gracias por acercarte preciosa.


    Mi muy querido M.:
    Nosotras también nos sentimos privilegiadas de que formes parte de ese entorno que mencionas.
    Tampoco fue el azar el que te trajo hasta él. sino "la varita del hada" tal como dices.
    Merci per la teva devoció amic meu.

    ResponderEliminar
  37. VITA:
    En realidad no soy yo Doctor, si no alguien muy cercano. Pero podríamos decir que es casi un alter ego en este caso concreto.
    Un abrazo.


    TOCAYA:
    Hay miradas que se deben guardar como tesoros. La que guarda y ve los buenos momentos de nuestra infancia, cuando aún no estaba contaminada de realidad es una de esas joyas que siempre hay que poner a salvo.
    La conservaremos pues amiga.
    Besos.


    RMC:
    Bienvenido a mi espacio y muchas gracias por acercarte a leerme y por tus palabras.
    Saludos.


    GÁRGOLA:
    Así es querida Gárgola, disfrutar de la complicidad de la amistad es uno de esos tesoros que nos puede transportar a nuestros mejores momentos y hacer que no nos engulla esa espiral de los días anodinos.
    Gracias por tu presencia querida.
    Besos marinos.

    ResponderEliminar
  38. LUIS ANTONIO:
    Siempre me das la sensación de que no tienes buen recuerdo de tus días infantiles. Pero estoy segura de que si revuelves en tus recuerdos (con precaución!!) seguramente encontrarías sorpresas muy agradables amigo. Deberías probar...
    Abrazos y gracias por ese improvisado análisis de la altura del c... que me ha hecho reir sinceramente.


    FAIRY HELLEN:
    Muchas gracias por acercarte y por pensar eso de mis letras. Eres un encanto.
    Espero que estés mejor querida.
    Besos!!


    FELIPE:
    Todos, o la mayoría... si buscamos en nuestra memoria tenemos ese tipo de vivencias sumergidas en algún rincón de nuestras neuronas y cualquier "detonante" como mi humilde texto o el magnífico cuadro de Sargent en mi caso puede ser el motivo que nos lleve hacia ellos. Me alegra saber que tienes esos buenos recuerdos en tu haber amigo.
    ¿Cuándo te piensas abrir un blog? ya iría siendo hora de saber más cosas de ti.
    Un abrazo amigo y gracias por tu sorprendente fidelidad.


    JOSEP:
    En tu caso no me cabía la menor duda de que en tu haber existían esos recuerdos.
    Se nota, en esa mirada inteligente y soñadora a un tiempo que gastas amigo. Ventajillas de la desvirtualización jeje!
    Yo también recuerdo esos días de soledad sin colegio... eran lo más!
    Un abrazo Josep!

    ResponderEliminar
  39. Precioso. Sencillamente precioso.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  40. HOLLY:
    ¿Cómo que si tú me contaras? ¡YA ME ESTÁS CONTANDO ABSOLUTAMENTE TÓÓÓ! jajaja
    Me alegra saber que estás disfrutando como corresponde a tus años y a tu vida querida.
    Me gusta encontrarte entre mis letras. La gente joven como tú o el bichillo de Kimberly dais vida por donde quiera que pasáis.
    Gracias por tus palabras y por acercarte `preciosa.


    LIZ:
    La infancia, entre otras muchas cosas, guarda bellos recuerdos... unos los escribimos y otros los recreáis de otras formas. En tu caso de forma maravillosamente artística.
    Lo que hay en Madrid en este momento no es bien una exposición de Sargent, es un solo cuadro y está justo detrás de las Meninas ya que se trata de un tema similar, ubicado en la época del pintor claro. Es impresionante ver como nuestro Velázques influyó en el tratamiento de la profundidad del inglés (en realidad americano)Te encantaría verlo. Como te gustaría la exposición de impresionistas que hay también en la Fundación Mapfre.

    ResponderEliminar
  41. Antes de nada gracias por esa triple visita y después decirte que me alegro de no sentirme tan rara viendo que hay más gente que piensa igual y que no ando tan equivocada. La poca sabiduría que tengo es de la experiencia, que por supuesto no se puede extrapolar, pus no todos somos iguales, pero igual a alguien le sirve.
    Tu siempre tan sutil, tan exquisita y especial escribiendo y transmitiendo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  42. LOLILLA:
    Tu sabiduría es grande y ganada a pulso... asñi que disfrútala ahora que la tienes y puedes.
    Me gusta tu estilo claro y apuntando siempre al meollo de las cuestiones.
    Gracias por acercarte y por tus palabras.
    Un beso.


    LIBERTAD:
    Que bueno verte de nuevo por aquí!
    Muchas gracias por ello y por tu opinón sobre mis letras.
    Besos!

    ResponderEliminar
  43. *ENTANGLED*:
    Aunque no el más sorpredente... éste, es quizás el más bello comentario que me has escrito amigo. Y van...

    "There's a feeling I get
    When I look to the West
    And my spirit is crying for leaving"
    ¿Qué tendrá el Oeste... tú también?
    Y por más bajo que alumbre el sol y por más alargadas que sean las sombras recuerda esto:
    "Domaine sans nom"
    Here in the land of the mist and the lake,
    me and my true love will never grow old."
    (Graham Nash, Butterfly, 1967)

    Sea como sea, quiero creer que en nuestro "Domaine sans nom" siempre estará esa Starway to heaven...

    Un gran abrazo Entangled y recuerda lo que dice en esa letra del bueno de L.Z. un poco más adelante:

    "there's still time to change the road you're on..."

    ResponderEliminar
  44. LUIS ANTONIO:
    Tomo nota de tu petición y cualquier día me pongo a ello.
    Abrazos.


    SIRENITA:
    Muchas gracias por pensar eso de esa niña. La verdad es que la magia de la infancia nunca muere por más años que pasen sigue ahñi latente y cualquier cosa como ese cuadro de Sargent la despierta.
    Ojalá esa misma magia nos traiga de vuelta cuanto antes tus letras.
    Besos sinceros amiga.


    BEATS:
    Pues no, nunca hay que dejar morir a ese niño que todos llevamos dentro. Tienes razón.
    Abrazos.


    JOSE:
    Todos hemos vivido esos momento mágicos alguna vez. Recordarlos es como despegar hacia el cielo ¿verdad?
    Y tienes razón, todos los niños concetan con ella en algún momento.
    Gracias por acercarte y un abrazo.

    ResponderEliminar
  45. ROSA:
    Pues tienes razón, las miradas son siempre reveladoras y pocas veces, por no decir ninguna, llevan a engaño.
    Y bueno, ya te he dejado el blog de nuevo limpito, limpito... paque no me digas... jeje!
    Besos crack!


    FBM:
    Espero que tus problemas de conexión estén solucionados y en cualquier momento me pongo a averiguar esa paradoja, o ese fallo que mencionas. Dame tiempo por favor y no me creas tan "al cabo de la calle" porque estoy bastante al principio amigo. De todas formas gracias por pasarte y un abrazo.


    RAYUELA:
    Los habemos que parece que nos hayamos conocido en otra realidad alternativa Rayuelita, tanta es la afinidad entre nosotros
    No hacía falta ni mencionarlo ¿verdad? Estaba claro que tú ibas a ser de las "mías" o yo de las "tuyas".
    Un gran abrazo niña mala.


    Querido RODRIGO:
    Pues no sabe cuanto me alegra saberle entre los míos. Entre esos niños crecidos que nunca han perdido su magia. En eso consiste estar bien de la cabeza, en conservar al niño que todos llevamos dentro y darle salida de tanto en tanto.
    Gracias a vd. por conservar ese eclecticismo infantil y por acercarse hasta esta entrada amigo.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  46. ISIS:
    Tú lo has dicho, a veces, en ese túnel que mencionas conseguimos salirnos fuera del tiempo y es entonces cuando las maravillas se hacen presente, sea un recuerdo o cualquier otra cosa...
    Tú también sabes y ¡mucho! de eso.
    Gracias por molestarte en contestar de forma tan extensa y magnífica y aquí, mi comentario en tu blog.
    Abrazos.
    P.D.: ¡Y quien sabe, querida... quizás algún día consigamos reunir a esos magníficos contertulios que mencionas en tu respuesta. Siempre digo que lo mejor de mi blog, son sus comentaristas y es que sois todos del primero al último todo un lujo que aún no me explico como me podido permitir.


    CAMINANTE:
    "La realidad es que somos niños grandes con un disfraz de adulto y encadenados por las responsabilidades de la madurez..."

    No puedo estar más de acuerdo con lo que dices niña. ¡Que bien tu regreso Matilde! me encanta encontrarte en mi espacio.
    Gracias por opinar eso de mis letras y un abrazo.

    TERRY:
    Esa santísima "bi-dinidad" siempre estaba dispuesta aviajar al país de la fantasia amigo, con cualquier disculpa. Incluso ahora. Muchas gracias por acercarte y por tus palabras amigo.

    ResponderEliminar
  47. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  48. MERCEDITAS:
    No me iré nunca de ese país de fantasía y mirada mágica querida.
    No quiero. Ademas si miras mi perfil verás que sigo en él.
    Muchas gracias por leerme siempre preciosa. Te deseo lo mejor.
    Abrazos.



    GABI:
    Pues muchas gracias por decir eso. Y sí, la nostalgia nos lleva a veces a buen puerto, como en esta ocasión.
    Gracias por tenerme siempre en cuenta amigo.
    Un gran abrazo


    LISEBE:
    Pues me alegra saber que hay más que viajan a ese país de fantasia y tiene ojos y recuerdo para ello. Me hace sentir acompañada amiga.
    Muchas gracias por tus palabras y por acercarte de nuevo Lisebe.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  49. ALFREDO:
    Yo también creo eso, el verdadero lugar de la memoria es el corazón.
    He visto ese cuadro de Sargent hace tan solo unos días ahí en tu pueblo adoptivo jeje! Una maravilla. Conocí a Sargent en la exposición conjunta que se hizo con Sorolla en el 2006, creo que era en la Fundación de Caja Madrid. Me enamoró al instante y profundamente.
    Muchas gracias por tus palabras y por acercarte de nuevo amigo. En un momento me pasaré por ese enlace que me dejas. Gracias!


    ASERET:
    Pues muchas gracias querida. Para mí también es un gustazo verte por aquí. Gracias por venir y un beso.


    ESPERANZA:
    Vuelve cuando quieras preciosa. Aquí estaré deseando leer lo que quieras decirme.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  50. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  51. Si es que el mundo es un lugar fantástico si uno cierra los ojos. O no los abre nunca tal cual, como lo hacemos los adultos. La grandeza del arte, de la pintura esta vez, es el poder de evocación de esa vida a la que nunca debimos renunciar.

    Un abrazo
    Chuff!!

    ResponderEliminar
  52. Hola ZEN:
    ¡Que bien encontrarte por aquí! o por donde sea...
    Bueno, los habemos como tú y unos cuantos más, irreductibles! y con esa mirada prendida en el alma.
    Se trata de conservarla, por eso escribimos algunos ¿verdad?
    Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar

matices varios

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...